Comer en Portugal

Comer en Portugal

Siempre que viajamos a un destino en particular no podemos dejar de probar su gastronomía típica. De hecho, además de deleitar el paladar, comer significa de cierta manera descubrir las tradiciones, costumbres e historia del país en donde estamos. En esta ocasión hemos elegido como destino de viaje a Portugal, y hemos preparado una guía gastronómica.

Por su ubicación geográfica está muy claro que la gastronomía se verá influida por los países cercanos. Es así como a primera vista podríamos definir a la comida portuguesa como mediterránea, en donde los 3 alimentos esenciales son el pan como acompañamiento a la comida, el aceite (rociado en las carnes y pescados) y claro está, los vinos de Oporto. Sin embargo recordemos que durante la historia Portugal tuvo un papel preponderante como país colonizador en lejanos territorios asiáticos, africanos y americanos. Es así como cuando comemos algún platillo típico podemos sentir el sabor de ciertas especies que nos remiten mentalmente a la comida china o a la comida brasilera. Portugal, el país de los navegantes se caracterizó durante años por ser una economía sólida y de intercambio cultural. De esta manera no nos sorprende tampoco encontrar ciertas similitudes con la comida marroquí o la española.

Vale la pena tener en cuenta que en Portugal el aperitivo no es como en otras partes del mundo la ensalada, sino la sopa. Sí, verás en los menús de los distintos restaurantes una serie de sopas de distintos sabores, todas muy sabrosas. Es importante saber también que los portugueses comen carne de cerdo y embutidos en grandes cantidades. Lo mejor será acompañarlo con un buen vino.

En las zonas costeras de Portugal, como en otros lugares del mundo, se come mucho pescado fresco preparado en distintas formas, pero si tendríamos que destacar a un pescado en particular, éste sería el bacalao.

Y que decir de los postres que es un complemento para terminar feliz en la mesa, todos sus dulces están elaborados a base de huevo y pan, uno de ellos es el popular pastel de Belém portugués que es muy consumido por todo el país, pasteles de huevo de Alentejo, bolo de natas, serraduras, etc. todos ellos hechos a base de naranja, trozos de caña de azúcar y harina.

Así es señores la comida portuguesa es más sabrosa de lo que uno se puede imaginar, con solo leer una receta culinaria de sus postres y comidas o ver fotografías de sus platos típicos se le hará agua a la boca por desear probarlos, así que cuando tenga la oportunidad de estar en un restaurante de Portugal, no se atreva a oler lo que están preparando porque sus instintos pueden levantarlo de la mesa y conducirlo directo hasta la cocina.

Foto | Rui Ornelas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...