Colombia, un país que crece en el segmento del turismo religioso

Dentro de los atractivos de Colombia, sus construcciones y monumentos religiosos lo han posicionado como un país de interés para el turismo religioso.

Religión en Colombia 

Colombia es un país con todo, y últimamente también está ganando dentro del terreno de turismo religioso. Además, se espera que con la canonización de la colombiana Madre Laura este segmento turístico cobre aún más fuerza. Al día de hoy, el país cafetero cuenta con varias rutas religiosas, con buena aceptación entre los viajeros internacionales, con numerosos templos y monumentos de valor religioso – cultural para destacar, muchos de los cuales cuentan ya con varios siglos de existencia.

Desde la fe en la Santa Patrona del país, la Virgen de Chiquinquirá, cuya bella Basílica cuenta con más de siglo y medio de existencia, hasta cantidad de procesiones y fiestas religiosas a las que acudir, Colombia es un país muy rico en cuanto a ocasiones para vivir en comunidad la fe católica.

Dentro de las procesiones más destacadas, se encuentran las de Monpox, Lacouture y Popayán, cada una de ellas con sus características propias, pero todas coincidentes en la pasión que le imprimen sus protagonistas y la antigüedad de sus prácticas que han atraído el interés de los viajeros. Incluso, la de Pompayán, ciudad que se localiza al suroeste del país, en el departamento de Cauca, ha sido declarada por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (2009).


Santa Cruz de Mompox, por su parte, una pequeña población en Bolívar, al norte de Colombia, fue declarada Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad, por lo que también cuenta con un gran valor. Destacan, como se señaló, las procesiones que toman lugar en esta villa de poco más de 41.000 habitantes.

De igual modo, Pamplona (norte de Santander), es un sitio de devoción religiosa conocido: su Via Crucis merece una mención por la recreación esmerada de los distintos pasos de Cristo desde su aprensión en el huerto de los Olivos hasta su entierro.

Pero además de estas manifestaciones populares, Colombia también cuenta con cantidad de monumentos de interés religioso para ver, observar y disfrutar: el Santuario de Nuestra Señora de las Lajas (Ipiales, Nariño), y la Basílica del Señor de los Milagros (Buga, Cauca), son sólo dos ejemplos de ello.

Ambas construcciones atraen al turista extranjero por la belleza de su edificación, su buen estado de conservación y el espíritu de paz que puede vivenciarse en su interior. El templo de los Milagros está considerado, de hecho, un icono del turismo religioso en el país, ya que sobresale por su imponte arquitectura, la cuidada y trabajada ornamentación y su campanario francés. Además, son miles los peregrinos (tanto nacionales como extranjeros) que lo visitan cada año en cumplimiento de alguna promesa.

Finalmente, mencionaremos a los Santuarios del Niño Jesús y del Señor Caído de Monserrate, en Bogotá, muy conocidos también por su popularidad entre los fieles y por sus celebraciones dominicales.

Foto: szeke

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...