Centro histórico de Puebla: un tesoro mexicano

Ciudad maravillosa de México, cuenta con un rico patrimonio histórico-artístico-cultural que bien vale la pena conocer. Su pasado, bien plasmado en sus calles y ruinas, se mezcla con un entorno natural de maravilla.

La capital del estado de Puebla, se encuentra en el Valle de Puebla, a unos 129 kilómetros al sudeste de la Ciudad de México. También conocida como Puebla de los Ángeles, es una de las ciudades españolas más antiguas de México (se fundó en 1531). ¿Te ayudamos a encontrar hotel en México?

A partir del siglo XVI Puebla, que se convirtió en residencial, comenzó a ser modificada por los españoles, quienes querían darle un estilo europeo. Su arquitectura pasó a ser colonial, y así fue como distintos estilos -gótico, plateresco, renacentista, herreríano, barroco y neoclásico- se expandieron en plazas, templos y fachadas.

Por otro lado, esta urbe es célebre por su gastronomía, la cerámica talavera, las artesanías de ónix y la industria textil. Se trata, en definitiva, de uno de los tesoros históricos más sobresalientes de México, en donde recorriendo sus ruinas y calles, sobresalen iglesias con fachadas deslumbrantes, conventos y peculiares casonas y edificios (decorados con las cerámicas de Talavera).

Es por ello que en 1987 la Ciudad de Puebla fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aunque en junio de 1999 un terremoto dañó muchos de sus notables edificios, para fines de 2001 la mayoría de estos sitios históricos volvieron a abrir.


(Palacio Municipal)

El Centro Histórico de Puebla está conformado por unas 100 cuadras, aunque la mayoría de los lugares históricos se concentran en sólo cuatro: Avenida Reforma, Avenida Maximino Ávila Camacho, Avenida 5 de May y Avenida 16 de Septiembre.

¿Qué conocer? El Palacio Municipal (se terminó de construir en 1906), el Museo Universitario-Casa de los Muñecos (tiene una fachada del siglo XVII), Iglesia del Espíritu Santo (La Compañía; fue construida en 1578 por los jesuitas), Museo del Arte Virreinal (inaugurado a fines de 1990, expone lo mejor del arte colonial), Catedral de la Concepción Inmaculada (de las iglesias más grandes de México; se terminó de construir en 1649).

Hay muchos otros sitios, como: Plazuela de Los Sapos (alrededor de la plaza hay tiendas especializadas en muebles antiguos), Casa del Deán (la casa más antigua de Puebla, construida en 1580), y numerosos museos (Museo UPAEP -dedicado al arte religioso-, Museo de la Revolución-Casa Aquiles Serdán -cuna de la revolución mexicana-, Museo Regional de Puebla-Casa del Alfeñique -construido en el año 1791-, etc.).

Por último, en sus alrededores el turista podrá conocer sus bellezas naturales, como el Parque Nacional Izta-Popo, el Parque Nacional La Malinche o la Reserva de la Biosfera del Valle de Tehuacán (la más grande del mundo).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...