Los campamentos de verano, toda una aventura para los niños

campamento de verano para niños.

Muchas veces, lo mejor para el aprendizaje de los más pequeños, no consiste en conectarles el ordenador, enchufarles la consola o simplemente darles un libro y tenerlos toda la tarde encerrados en casa. Por mucho que puedan desarrollarse, también necesitan una mano social que les ayude a expandir sus conocimientos de manera personal, sintiendo de primera mano las ventajas y desventajas de la realidad, y de las relaciones interpersonales con otros pequeños. Uno de los mejores y más efectivos métodos que mejoran el aprendizaje y desarrollo de los niños son los campamentos de verano.

En estas excursiones, en esta convivencia con otros niños, los monitores y asociaciones se aseguran de que se trate de una experiencia inolvidable para los niños en la que aprendan idiomas como el inglés, y además, puedan disfrutar de todas las ventajas de ser niños.


Aprovechar todo el verano jugando con otros compañeros y además, teniendo una experiencia totalmente cultural y educativa. Sin embargo, parece que todo esto se está perdiendo, ya que los padres apuestan más por las tecnologías y los estímulos interactivos para no pasar tanto tiempo sin sus pequeños.

No obstante, una de las mejores y más saludable formas de tener a los niños y niñas contentos y disfrutando de todo el sabor del verano, son los campamentos. Junto con chicos y chicas desde los 5  hasta los 17 años, podrán aprender a relacionarse con otros menores, conocer y hacer nuevos amigos que recordarán siempre, aprenderán a establecer unas pautas de convivencia y sobre todo, tendrán la posibilidad de aprender inglés.

Todo esto incluido, normalmente, en unas pautas de aprendizaje que también incluye la realización de actividades deportivas, para que se mantengan en forma durante unos meses, cosa imprescindible para los más pequeños. Los campamentos cada año suelen tener el mismo período de duración. Algunos abarcan todo el verano, es decir, desde mitad de junio hasta mediados de septiembre; y otros campamentos simplemente se realizan mediante cursos o cursillos, que suelen tener una duración que oscila entre las 2 y las 4 semanas, siendo así una opción mucho más intensa para los pequeños.

Sin duda, los campamentos son una de las experiencias más importantes para los niños. Muchos serán los que recuerden hoy en día aquellos campamentos en los que se realizaban diversos juegos al aire libre, en los que las noches eran todo un misterio, en los que estar fuera de casa era un plus a añadir, y en la que se afianzaban las amistades con el resto de niños. Son experiencias únicas, muy difíciles de olvidar. Una experiencia que no se les puede privar a los niños de hoy en día, tanto por las conductas sociales, como por las mejoras educativas y culturales que aprenderán en esta nueva aventura para ellos.

Foto: CLUB DE AJEDREZ LINEX-MAGIC

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...