Bratislava, los encantos de la capital de Eslovaquia

En esta entrada viajamos a Bratislava, la capital de Eslovaquia. Esta ciudad nos recibe con una arquitectura sorprendente. Aquí vemos hermosos palacios y nutridos museos que son testimonios de los diversos pueblos que dejaron su huella. Terminamos el recorrido yendo a Devín, en las afueras de la ciudad y disfrutando de sus restos arqueológicos.

Bratislava, la hermosa ciudad a orillas del Danubio se ha convertido de un tiempo a esta parte en uno de los lugares más visitados de Europa del Este, más ahora con la gran cantidad de ofertas de vuelos en todo el continente. Bratislava es la capital de Eslovaquia que ha ido adquiriendo estilo y cultura luego de la separación de la antigua Checoslovaquia. En esta ciudad encontramos restaurantes exclusivos, elegantes clubes y un ambiente cosmopolita, además de palacios de estilo barroco, bellos jardines y cafés clásicos.

Vista de Bratislava tomada de Flickr por morrissey

Los Montes Cárpatos sirven de fondo a esta hermosa postal que nos recibe en el centro mismo de Europa del Este. Por esta ciudad han desfilado diferentes grupos como eslovacos, alemanes, húngaros y judíos, lo que ha hecho que sus influencias queden registradas en el casco antiguo de la ciudad. Uno de los principales testimonios históricos de la ciudad es el Castillo de Bratislava que data de la época del Imperio Romano.

Dentro de este encontramos el fascinante Museo Nacional Eslovaco y la Torre de la Corona que es uno de los principales miradores de Bratislava. Otro atractivo de la ciudad es su catedral gótica, donde se suele empezar el recorrido tradicional de Bratislava. El río Danubio divide a la ciudad en dos. Yendo al norte encontramos la parte antigua. Allí podemos visitar la Catedral de San Martín que data del siglo XIV y cuyo interior neogótico contiene animales y figurines esculpidos en el banco del coro.


En el casco antiguo también está la Torre De Miguel desde donde se pueden ver Austria y Hungría y en cuyo interior se encuentra el Museo Municipal y su impresionante colección de armas. Luego podemos ir al Palacio Primacial, construido en estilo barroco y en cuyo interior podemos apreciar la sala de espejos y una pequeña colección de arte holandés e italiano del siglo XVII. Luego podemos ver el Ayuntamiento Antiguo y dentro podemos observar el Museo de la Ciudad y su calabozo.

Catedral de San Martín tomada de Flickr por sanmefisto

Luego debemos visitar el Palacio de Grassalkovich, de hermosa arquitectura barroca y que cuenta con uno de los jardines más bellos de Bratislava. Podemos terminar el recorrido en las afueras de Bratislava, en el pueblo de Devín y sus muchos lugares arqueológicos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...