Bilbao, ciudad con estilo propio

En esta entrada viajamos a la ciudad de Bilbao. Ubicada al norte de España, esta ciudad de fuertes rasgos vascos nos recibe con una gastronomía contundente que podemos disfrutar en los restaurantes del centro de la ciudad luego de haber disfrutado de las acostumbradas caminatas a lo largo de la orilla del río Nervión.

Entre las ciudades vascas, Bilbao brilla con luz propia por su gastronomía y su bonito diseño, además de su estilo, energía e identidad exclusiva. Bilbao es la ciudad más grande del país vasco y se encuentra en la parte norte de España. El río Nervión es el encargado de dividir a la ciudad en la parte antigua y la parte nueva.

Vista de Bilbao tomada de Flickr por eneko123

Hacia el lado este del cauce hallamos las callejuelas correspondientes a la parte antigua y el casco antiguo, centrado alrededor del distrito de las Siete Calles, donde los hoteles de Bilbao, bares y restaurantes se apiñan cerca de las atracciones más longevas como el Mercado de la Ribera, el más grande en su estilo en toda España.


En la orilla opuesta del río descubrimos la contrastante nueva ciudad donde destaca el Museo Guggenheim que inauguró apenas en 1997 con arte americano y europeo del siglo XX. Los visitantes de Bilbao suelen avanzar a pie, siguiendo la ruta del río para disfrutar de todo lo que va saliendo a su paso. Hay que tomar como referencia y punto de partida de este paseo la sala de conciertos Palacio Euskalduna Jauregia y avanzar hacia el este.

Luego de pasar el Guggenheim, iremos viendo varias esculturas e impresionante arquitectura moderna, antes de toparnos con la bella pasarela Zubi Zuri de Santiago Calatrava. Otros museos que debemos incluir en nuestra visita a Bilbao son el Museo de Bellas Artes, el Museo diocesano de Arte Sacro y el Museo Marítimo ría de Bilbao.

Museo Guggenheim tomada de Flickr por Gigius Brazov

Otro atractivo de Bilbao es el bello Teatro Arriaga, ubicado a orillas del Nervión y que alberga la cultura de la ciudad. En Bilbao también podemos disfrutar atravesando el Puente Colgante ubicado en las afueras de la ciudad. En las afueras también podemos tomar el funicular en la plaza del mismo nombre para obtener la mejor panorámica de Bilbao.

Debemos conocer Plentxia, una zona nutrida de colinas y playas arenosas con hermosos restaurantes y cafés. Debemos terminar nuestro paso por Bilbao en el centro de la ciudad, en la Calle Licenciado Poza. Allí probaremos las tapas junto con las deliciosas tartas de bacalao, una de las especialidades de la ciudad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...