Bellas estaciones de tren europeas

La web Tourism Review ha recopilado algunas de las estaciones de ferrocarril más bellas de Europa. Ellos han recogido diez, pero nosotros dejaremos la selección en cuatro. Todas ellas se encuentran en urbes turísticas, así que vale la pena incluirlas en el tour en caso de visitar Ámberes, París, Madrid o Lisboa.

Aunque no lo parezca, en Barcelona también tenemos una estación bonita. Se trata de la Estación de Francia, desde la cual arrancaban en su día los trenes que se dirigían al país vecino. Si no voy errada, aún lo hacen hoy, pero la mayoría de ferrocarriles de la ciudad parten de un engendro del diseño llamado Estación de Sants, y que ojalá la nueva estación de La Sagrera jubile lo antes posible.

Hecha la queja de rigor, vayamos al grano. La web Tourism Review ha recopilado algunas de las estaciones de ferrocarril más bellas de Europa. Ellos han recogido diez, pero nosotros dejaremos la selección en cuatro. Todas ellas se encuentran en urbes turísticas, así que vale la pena incluirlas en el tour en caso de visitar estas ciudades.

  • Estación Central de Ámberes, Bélgica: Tratándose de una de las ciudades más bonitas del contienente, sobre todo a nivel arquitectónico, no sorprende que tenga una estación a la altura. Con 107 años de historia a sus espaldas, es una muestra espléndida de todo lo que luego nos depara la ciudad. Por cargado que se vaya de maletas, es imprescindible detenerse a contemplarla.
  • Gare du Nord de París, Francia: En algunas guías hispanas consta como Estación de París Norte, pero al fin y al cabo es lo mismo. La principal estación ferroviaria de Francia y una de las más grandes del mundo, con un tráfico de 190 millones de pasajeros anuales. Inaugurada en 1864, su fachada majestuosa está decorada con 23 estatuas que representan las ciudades servidas por la compañía ferroviaria.
  • Estación de Atocha de Madrid, España: El edificio original data de 1.889, pero fue remodelado entre 1985 y 1992 por el arquitecto Rafael Maneo. Hoy alberga en su interior un jardín tropical que es todo un hito de la capital, con 4.000 metros cuadrados de palmeras, plantas exóticas y estanques de tortugas. Una vista espléndida para disfrutar de un café mientras esperamos a que salga nuestro tren.
  • Estación de Rossio de Lisboa, Portugal: La Plaza de Rossio de Lisboa es un punto de encuentro cultural, turístico, comercial y de ocio imprescindible en la capital portuguesa. En su esquina noroeste se encuentra la Estación de Rossio (foto), construida entre 1886 y 1887. Destaca de ella su singular fachada y sus accesos, que se realizan a través de dos grandes puertas con forma de herradura. De su interior resulta fascinante su techo, una enorme cobertura metálica ideada por Gustave Eiffel.

Foto: Niko Herlin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...