Avistaje de ballenas en Puerto Madryn


Puerto Madryn es una ciudad de la Provincia de Chubut en la Patagonia Argentina, Sudamérica.
Se ubica en las orillas del Golfo Nuevo y tiene unos 120 metros sobre el nivel del mar.
Su temperatura promedio es de 14 grados, llegando en la época estival a los 35 grados.
En ella se encuentra la Península de Valdés, al cual concurren cada año visitantes de todas partes del mundo a observar el maravilloso espectáculo natural que es el avistaje de ballenas.
La ballena que se encuentra en el Mar Argentino es la ballena franca austral, la cual presenta un cuerpo curvado y no posee aleta dorsal. Las hembras adultas miden entre 13 y 16 metros, en tanto que los machos alcanzan sólo 12. Los adultos pueden llegar a pesar entre 30 y 40 toneladas.
El gobierno de Chubut permite navegar en el Golfo Nuevo exclusivamente a embarcaciones de empresas de turismo que cuenten con la correspondiente autorización por parte de la Prefectura Naval Argentina. Esto se debe a que el avistamiento está enteramente regulado con la finalidad de proteger la integridad de la ballena franca, que ha sido declarada Monumento Natural en el año 1984.
Debido a ello, sólo es posible avistar las ballenas contratando una excursión con algunas de las empresas que las ofrecen. Actualmente existen seis de estas empresas de turísticas dotadas de los permisos y autorizaciones oficiales.
Las excursiones de observaciones de ballenas se efectúan desde el mes de junio hasta diciembre, de cada año. Pero lo ideal es escoger alguno de los meses de septiembre a diciembre ya que en los mismos es más fácil tener suerte con las ballenas más grandes.
El avistaje de ballenas sólo se permite realizarlo por un tiempo de 45 minutos, para evitar molestar a los animales y que una mayor cantidad de visitantes puedan hacer la excursión.
Las embarcaciones salen del pequeño puerto del lugar. Luego de navegar unos 15 a veinte minutos, se trata de averiguar el sitio en el que se encuentran las ballenas ese día. Al estar en la zona cercana a él, el motor se apaga y se espera por la aparición de las ballenas con sus movimientos característicos. De fono, sólo el sonido de la más virgen naturaleza.
Quienes emprenden esta aventura y se embarcan en el Mar Argentino no dejan de contar a todos lo maravilloso de esta experiencia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...