Atenas, donde lo clásico y lo moderno conviven

En esta entrada viajamos a conocer Atenas, la capital griega que pese a su gran posicionamiento como urbe, ha sabido conjugar lo clásico con lo moderno, invitándonos a recorrerla de pies a cabeza y ser testigos de una maravillosa herencia rquitectónica

Los destinos históricos siempre atraen con su halo de misterio y encanto. Tal es el caso de Atenas, la capital de Grecia. Pese a ser una de las ciudades europeas que más han cambiado a lo largo del tiempo hasta convertirse en una gran urbe, este destino aún es capaz de recrear la acogedora atmósfera de una pequeña ciudad. En Atenas lo antiguo convive con lo moderno invitándonos a recorrerla de pies a cabeza.

Vista de Atenas tomada de Flickr por visablanda

La mayoría de los monumentos clásicos que encontramos en la ciudad se construyeron hacia el siglo V antes de Cristo, durante su era dorada. En tiempos recientes, la ciudad experimentó una profunda modernización y es que a raíz de los Juegos Olímpicos realizados en 2004 se mejoró las vías para aliviar la presión y circulación de Atenas. Toda la costa cuenta ahora con paseos, puentes y áreas verdes.


El barrio de Plaka ha visto multiplicar sus negocios de restaurantes y hoteles. El barrio Anafiotika, al pie de la Acrópolis es prácticamente un pueblo en medio de la ciudad. En Exarchia aún se pueden ver aquellos movimientos estudiantiles propios de los años sesenta y en Kolonaki se respira el estilo snob.

En Atenas hay que conocer el Museo Arqueológico Nacional que cuenta con los objetos más espectaculares de la antigua Grecia. Aquí vemos los frescos de Santorini, una colección de ídolos cicládicos y una impresionante cerámica. Tampoco podemos dejar de visitar la Acrópolis y sus alrededores. Aquí vemos el Partenón, símbolo de Atenas. El Erechteion con sus columnas femeninas llamadas Cariátides.

Vista nocturna de la Acópolis tomada de Flickr por SBA73

El Herodes Atticus Odeon es un teatro romano que se encuentra en la ladera sur y se utiliza en el festival anual de la localidad. El teatro Dionisos completa este maravilloso complejo. Luego hay que conocer la Ágora que era el mercado y centro político en tiempos de esplendor griego. Luego hay que ir a visitar el Museo de Arte Contemporáneo que cuenta con arte en video e instalaciones experimentales.

Finalmente podemos cerrar el paseo en el Benaki, un museo histórico con innumerables piezas que datan de la Edad de Piedra hasta la época de la guerra de independencia contra los turcos. El museo cuenta además con interesantes anexos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...