El festival de la Costa Brava, en el jardín Cap Roig

El Baix Empordà representa uno de esos lugares idílicos de Cataluña. Al sur de Girona, la región es una de las más accidentadas y presenta una gran diversidad de paisajes, desde los que ofrecen las montañas de Les Gavarres y el macizo de Begur. En el largo descenso de estas montañas, por supuesto, se encuentran las imágenes de postal que ofrece la Costa Brava, algunas de las playas más increibles del Mediterráneo.

B. B. King en la anterior edición del festival de Cap Roig.

Una de las localidades paradigmáticas de ese Baix Empordà es Palafrugell. Conocido por su gastronomía y sus parajes, no en vano están ahí algunas de las calas más bellas de la Costa Brava. Dentro de esta localidad de poco más de 22.000 habitantes, se encuentra el jardín de Cap Roig. Este jardín tiene un origen en cierta manera literario. En 1927 llegarían a Palafrugell un coronel ruso, Nicolai Woevodsky y su compañera, una aristócrata inglesa, Dorothy Webster. En las diecisiete hectáreas que compraron, comenzaron a diseñar un pequeño paraíso para descansar el resto de sus días. Allí alzaron un castillo envuelto por el parque. Décadas después, en 1969, la pareja cedió el espacio a cambio de que aquello se conservara tal y como lo idearon. Cinco años después, en 1974, se acabaron las obras definitivas del que es conocido como jardín de Cap Roig.

Esta introducción, pese a que el título del post anuncia un festival de música, es indispensable para situarse en uno de los escenarios perfectos para escuchar música en directo. En ese jardín de Cap Roig se lleva celebrando desde hace once años el festival al que da nombre el jardín. Por allí han pasado grandes estrellas internacionales como B.B. King, Police o el mismísimo Leonard Cohen. Es un festival que recoge los nombres más conocidos del panorama de la música y busca agrupar a un público adulto. Como ejemplo, por allí también han pasado cantantes como Julio Iglesias.

Este año el cartel presenta unos 20 artistas distribuidos en los cuatro días que dura el festival. De entre todos ellos destaca la presencia de Bob Dylan, que ya estuvo sobre el escenario de Cap Roig hace ocho años y que pasará por el FIB el mes de julio. Además de Dylan pasarán por Palafrugell Paul Anka, Tony Bennet, Ben Harper, Bunbury, Miguel Bosé o Alejandro Sanz, que dará su único concierto en Europa en este festival. Además, siempre guarda un pequeño espacio para la música en catalán, este año representada por Els Amics de les Arts y Mishima.

Como se observa el festival se aleja en concepto del resto de festivales de verano, y tampoco incluye una oferta de acampada, porque no está concebido para ese tipo de público, ni para asistir a un bloque entero de conciertos. De hecho, no existe el bono de cuatro días, las entradas de cada concierto se venden por separado y no suelen bajar de los 20 €. Quienes quieran acercarse y, de paso, disfrutar de la Costa Brava, el 14 de agosto arranca Cap Roig.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...