Una noche económica bajo un techo de hormigón

daspark1.jpg

Para hoteles extraños, curiosos, inimaginables, inconcebibles, sorprendentes y divertidos, el Das Park Hotel, situado en Ottensheim (Austria). Se trata de un alojamiento situado en el interior de unas grandes cañerías de hormigón. Sí, sí, tal y como lo lees.

Esta construcción es idea del artista Andreas Strauss. Su objetivo es dar facilidades a aquellos viajeros que tienen poco presupuesto porque en realidad el precio de este hotel tan singular lo marca el propio huésped. Se trata del “pague lo que desee”, como si de una especie de propina se tratara. No está hecho para que la gente se marche sin pagar pero sí para que nadie tenga problemas de alojamiento. El dinero se invierte en el proyecto.

inside_rot.jpg Hay un total de tres cilindros. El precio que Andreas Strauss tuvo que pagar por ellos fue de 5.000 euros. A esto se le añade el mobiliario que hay en cada uno, que es sencillo pero básico. Con el dinero que van pagando los huéspedes va cubriendo el gasto.

Estos grandes tubos están situados a orillas del Danubio, en una zona de camping municipal. Este detalle es importante ya que los clientes tienen que utilizar los servicios de la zona.

La seguridad es total, en todos los sentidos. Cada cliente tiene un código de seguridad para entrar en su habitación de cemento válido desde las 15 horas del día de llegada hasta las 12 horas del día de salida. Además, cada cañería pesa 9,5 toneladas, lo que significa que por mucho que la quieran mover o intentar destruir es completamente imposible.

El hotel está abierto de mayo a octubre, que es cuando hace mejor tiempo. Y ahora la idea es exportar el concepto a Eslovenia.

Fotos: Dietmar Tollerian / www.dasparkhotel.net

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...