Un paseo por la Andorra románica

Sant Joan de Caselles

El Principado de Andorra es, eminentemente, un lugar turístico relacionado con el ocio y el relax; sus altas montañas, sus pistas de esquí, y sus históricamente precios bajos, han hecho de Andorra uno de los lugares favoritos para los amantes de este deporte. Por otro lado, tiene uno de los mayores complejos de spa de toda Europa: Caldea. Además, y hasta la entrada de España en la Comunidad Europea, el Principado era un lugar donde perderse un fin de semana para comprar, sobre todo, aparatos electrónicos.

Sin embargo, al lado de los hoteles de Andorra y toda su oferta turística podemos comtemplar su riqueza en arquietctura románica. Una arquitectura de características similares a la que podemos encontrar en otras zonas de Cataluña, pero que podría considerse como prolongación de ésta. Más de cuarenta iglesias y puentes románicos están catalogados aquí: Santa Coloma, el pueblo de Pal, la iglesia de Santa María de la Cortinada, Sant Romá de Les Bons y el Santuario de Meritxell, entre otros.

El propio Área de Turismo del Principado de Andorra tiene elaboradas tres rutas románicas que dan a conocer al visitante algunas de sus joyas arquitectónicas:

Las visitas salen los martes, jueves y sábados a las 9 h. para visitar Pal, Sant Climent de Pal y la Iglesia de Santa María de la Cortinada, y los mismos días a las 15 h. para visitar Santa Coloma, Sant Serní de Nagols, y Sant Miquel d’Engolasters.


Estos son los principales monumentos románicos que podemos encontrar en el Principado:

Sant Joan de Caselles:
Situada en el antiguo camino de Canillo, de esta Iglesia se tiene su primera constancia en documentos del siglo XIV. De planta rectangular, tiene un campanario, en principio independiente, con forma cuadrangular y tres niveles de ventanas algunas dobles.

Castillo de Les Bons:
Construido en varios periodos, de él sólo se conserva algunos palomares, unos muros, una torre de defensa y la iglesia de Sant Romá. Esta iglesia fue consagrada el 23 de enero de 1164. Las pinturas de su interior no son las originales ya que éstas se encuentran en el Museo de Arte de Cataluña. Actualmente hay en la iglesia pinturas de estilo gótico.

Sant Martí de la Cortinada:

-Es una iglesia con planta cuadrada y naves laterales que ha sufrido muchas modificaciones desde que fuera construida siglos atrás.

Sant Climent de Pal
El pueblo data del año 1162. De su iglesia original se conservan sólo la nave y el campanario. El resto ha sido modificado sucesivamente durante siglos hasta quedar con el aspecto que presenta hoy día.

Santa Coloma:
Es la iglesia más antigüa de Andorra, pues ya se habla de ella en la consagración de la catedral de la Seu d’Urgell en el año 1040. La nave es rectangular, y al contrario que las anteriores, su campanario es circular.

Podríamos citar muchas más iglesias y lugares románicos del Principado, como Sant Romà de Vila, o el puente de Sant Antoni de la Grella, todos ellos de reconocido valor arquitectónico. Lugares con un pasado histórico singular; con atisbos de un estilo, el románico, claramente diferenciador.

Andorra no es sólo esquí, o compras. Andorra también es arte.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...