Un edén dentro del paraiso: el Jardin botánico de Málaga

jardin-malaga.jpg

Málaga. Sólo pronunciarla y ya huele a sal, ya se siente esa sensación confortable que regala el mar a cuantos la visitan. Este rincón del Sur se vive y siente al aire libre en una combinación perfecta de playa y sol cuyo mayor regalo son sus cálidos baños de luz que los viajeros reciben con una sonrisa en sus labios. Esto unido a su riqueza monumental y paisajística bien vale un premio que en este caso ha sido la candidatura a Capital Europea de la Cultura en 2016. Málaga es tantas cosas que podrían rellenarse cientos de post con todas sus riquezas pero en esta ocasión haremos referencia a su belleza más salvaje y natural porque ¿Qué pasa cuando en mitad del paraíso nos topamos con el edén? Esto es justo lo que ocurrirá a un turista que paseando por la ciudad llegue hasta el jardín botánico más importante de Málaga: el de La Concepción.

Cuándo lo conozcas en persona comprenderás que este calificativo se queda corto y no es sólo una opinión sino un hecho difícil de rebatir. Este extraordinario jardín tropical está considerado el más bello de Europa y uno de los más importantes de toda España. De estilo ingles, más de 150 años de historia y una importante colección de atractivos lo convierten en una propuesta de visita realmente interesante. Si hay un adjetivo que lo defina ese es, sin duda, exotismo. Es realmente peculiar y sorprendente a nivel europeo poder encontrar aquí las especies botánicas más importantes del viejo continente. Déjate embriagar por la magia y el encanto de este espacio que ofrece a sus visitantes más de un kilometro de paraíso natural.

Uno de los más grandes pintores de la historia, Rembrandt solía decir que la mejor maestra es la naturaleza y esta frase se hace más visible que nunca en un parque creado esencialmente para aprender pero también para disfrutar de su doble carácter. Y es que este lugar encierra en su interior muchos más conocimientos que los puramente botánicos convirtiéndose también en un referente histórico importante para la ciudad. La leyenda, sin ir más lejos, relata unos inicios de carácter muy romántico ya que se comenta que este lugar fue una finca propiedad de una pareja que allá por el año 1850 contrajeron matrimonio. Una larga luna de miel de seis meses realizada por diferentes países dio como resultado que, poco a poco, la pareja fuera enviando mediante buques las más ricas especias tropicales y subtropicales. A su vuelta esta peculiar pareja amante de la arqueología, la naturaleza y los libros pasó cincuenta años de su vida perfeccionando la que coincidieron en llamar la Ciudad del Paraíso.

Las plantas exóticas, la biblioteca, el palacete y sus mágicas fuentes lo destinarán finalmente a convertirse en un rincón muy especial donde poder admirar su riqueza botánica, histórica y cultural. Te invitamos a leer la historia completa de este lugar en este enlace, perteneciente a una hermosa página sobre el lugar que un aficionado enamorado de sus calles ha creado para cuantos desean visitarla. Él mismo califica al jardín como “un hermoso lugar para aprender y disfrutar de estas pasiones”. En la historia que el mismo ha reescrito para mostrar en su página podrás ver como desde que el jardín fuera vendido por sus propietarios originales hasta que en el año 1990 fue adquirido por el Ayuntamiento de Málaga este sitio ha vivido momentos de esplendor y de decadencia. Envuelto constantemente en realidad y leyenda La Concepción ha sabido reponerse a los cambios de un modo espectacular perfilando y mejorando incluso su belleza en momentos de abandono.

La estructura de este jardín en la actualidad es doble ya que el paseante encontrará por un lado el jardín moderno y por otro el antiguo. El contraste entre romanticismo e innovación dan un aire aún más misterioso y atrayente al lugar. Las rutas preparadas para ambos espacios son muy atractivas. Te las presentamos a fondo:

Las joyas de La Concepción es uno de las rutas más completas ya que mezcla el carácter botánico del parque con el histórico. Esta ruta tiene lugar en el Jardín Antiguo y consta de 34 puntos de interés. Como dato curioso encontrarás la especie de palmera más gruesa del mundo. Pero además podrás dejar volar tu imaginación y tu espíritu artístico admirando el palacio de los Marqueses de Loring (sus dueños originales), subiendo al magnífico mirador del jardín o adentrándote en el museo Loringiano que en su tiempo se convirtió en el museo arqueológico más importante de Málaga.

La Ruta de los Estanques viene a ofrecer a la visitante ese elemento mágico imprescindible en cualquier jardín: el agua. Tiene lugar en aquella zona del jardín antiguo que no cubre la ruta de las joyas. Los atractivos que encontrarás a tu paso te hipnotizarán con su belleza y te sentirás embriagado en un ambiente relajante único: cascadas, estanques de ensueño, pequeñas zonas de paseo y más especies seguirán alegrando tu visita.

La Vuelta al Mundo en ochenta árboles es un interesante paseo por una serie de árboles jóvenes considerados más representativos de cada continente que los encargados del parque se han encargado de replantar a lo largo de un hermoso paseo. Además de ello han completado la oferta con 55 arbustos, 23 trepadoras y 22 herbáceos clasificados también por continentes.

El Mapamundi de Palmeras es la última de las rutas que destaca, sin duda, por la originalidad de su idea. Se trata de un jardín que simula un mapa del mundo. En la zona correspondiente y de manera clasificada se han ido colocando las palmeras. Para habilitar esta zona se han llegado a hacer trasplantes de plantas de más de cuarenta años de antigüedad.

No lo dudes y ves. Encontrarás hoteles baratos en Málaga, un lugar donde pasar una agradable jornada en la que poder aprender mil datos interesantes sobre el pasado histórico y natural de esta ciudad, este jardín botánico de La Concepción parece ser ideal para ello. Si lo compruebas en directo seguro que repites.

Foto: José Mateos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...