Tromsø, las puertas del Ártico a nuestro alcance

Esta ciudad del norte de Noruega es, por su ubicación, un auténtico homenaje al inhóspito Ártico. También el escenario perfecto para disfrutar de fiordos, islas inhabitadas, auroras boreales y el sol de medianoche.

Tromsø

Finnair acaba de anunciar una nueva ruta que conectará España con la ciudad de Tromsø. Se estrenará en enero de 2014 con tres vuelos semanales vía Helsinki, una ciudad a la que actualmente podemos llegar desde Madrid, Barcelona y Málaga. Dicho de otro modo, ahora podremos viajar hasta Tromsø sin sufrir por los desplazamientos ni los medios de transporte adicionales.

Y dicho esto, surge la gran pregunta. ¿Dónde está Tromsø? ¿Qué ofrece este lugar del mundo que merezca no solo una conexión aérea, sino que esta sea anunciada en los medios viajeros de habla hispana?

Pues bien. Tromsø está al norte del Noruega, o lo que es lo mismo, al norte del norte. Es la segunda ciudad más grande de Laponia después de Múrmansk, en Rusia, lo cual ya la convierte en un excelente destino prenavideño. Ciudad universitaria y continental, la conforman una parte continental y un conjunto de islas que constituyen un paraje natural sin igual. Muchas de ellas están deshabitadas.

Tromsø es uno de esos destinos que nos remite a los límites del mundo. Rodeada de fiordos y a las puertas del Ártico, es el lugar perfecto para disfrutar de las famosas auroras boreales. Pero al encontrarse a tocar del hielo, también es el punto de partida de expedicionarios y científicos.

Este último aliciente se manifiesta en el Polaria, un acuario habitado por las especies más fascinantes del Ártico. Sus grandes estrellas son las focas barbudas, inteligentes y tranquilas, e ideales para visitar junto a los más pequeños de la casa. Y también en el Museo Polar, un viaje a esos glaciares inhóspitos a través de aquellos valientes que se han atrevido a descubrirlos y estudiarlos.

Los museos en general son una atracción destacada de Tromsø. Arte, historia, y también el de la fábrica de cerveza más al norte del mundo, la de Mack Bryggeri. Las visitas culturales se complementan con un casco histórico construido a base de madera, y presidido por la curiosa Catedral Ártica. Su vidriera es la más grande de Europa.

Las vistas más impresionantes se obtienen montando en el teleférico de Fjellheisen, que asciende hasta los 450 metros sobre el nivel del mar. Desde allí podremos disfrutar de la ya citada aurora boreal, o del sol de medianoche si nuestra visita es en verano.

La naturaleza se encuentra siempre a mano en Tromsø. Pero quienes prefieran no desplazarse en exceso, más aún dadas las condiciones de la zona, harán bien en visitar el jardín botánico. Una colección de plantas polares y alpinas que no podrían sobrevivir en ningún otro jardín botánico del planeta.

Visto lo visto, contar con una conexión aérea casi directa con Tromsø es toda una ventaja. Así que celebramos esta nueva ruta de Finnair.

Foto: Moyan Brenn.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...