Tailandia retrasa su apertura al turismo internacional

Por ahora, Tailandia tiene que retrasar la vuelta del turismo hasta el mes de noviembre porque no han vacunado suficientes personas.

Previamente, el plan de Tailandia era de tener listas sus atracciones turísticas y principales zonas de turismo internacional abiertas a partir del mes de octubre. Pero el país ha tenido que cambiar de planes a última hora y aplazar esta campaña de reapertura turística. Así, evitarán conflictos con el coronavirus y tratarán de mantener la nación con más seguridad, aunque suponga ir en contra de las necesidades turísticas que tienen.

El problema de Tailandia se encuentra en que no han alcanzado las cifras de vacunación que deseaban tener para la reapertura. Habían puesto su objetivo en un 70%, cifra que queda por debajo en las ciudades y lugares turísticos principales que tienen en la nación. Por ello, han tenido que aplazar la apertura de octubre a noviembre para que, durante ese mes extra, puedan vacunar a más personas y así tener una mayor seguridad entre sus ciudadanos.

No obstante, es posible que las previsiones de una apertura en noviembre estén siendo demasiado optimistas. Hay que tener en cuenta que los datos oficiales del país apuntan a que, la capital, Bangkok, solo ha alcanzado un 44% de vacunación.

Si echamos un vistazo a las cifras globales del país, los resultados son aun peores. Según estos datos, solo un 23% de la población total de Tailandia ha recibido la vacuna. Eso deja a una gran cantidad, la mayoría, de los 72 millones de residentes, todavía desprotegidos. No deja de ser frustrante para el país, sobre todo teniendo en cuenta que uno de los principales laboratorios de AstraZeneca del mundo se encuentra en este lugar. Desde ahí están produciendo millones de vacunas que se envían a otras naciones mientras los ciudadanos tailandeses esperan a que les pongan las dos dosis que les protegerán ante el virus.

Por ahora los únicos lugares de Tailandia que han abierto al turismo son la isla de Phuket y Koh Samui, donde se han impuesto distintas medidas de control y protección. Así, por ejemplo, solo se aceptan turistas de determinadas partes del mundo que viajen, además, con la vacuna puesta. En el caso de Koh Samui, hay un periodo de cuarentena de cuatro días, pero al pasarlo ya es posible moverse libremente por el lugar e incluso hacer excursiones a las islas de Koh Phangan y Koh Tao.

Debido a la situación, Tailandia tendrá que seguir con estas pequeñas reaperturas hasta que tengan la posibilidad de dar la bienvenida al turismo con los brazos abiertos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...