Seychelles: Un Auténtico Paraíso Tropical

Seychelles es un conjunto de islas ubicado en el Océano Índico, que constituyen uno de los paraísos terrenales más bellos de todo el globo. Allí, las playas de blancas arenas y aguas claras son, junto con el entorno de vegetación y naturaleza en estado original, un paisaje tropical sin parangón. Si lo que buscas es un lugar alejado y de belleza natural única, no dudes en programar tus próximas vacaciones en Seychelles.

Sin ánimo de caer en clichés, las islas que conforman Seychelles son un auténtico paraíso terrenal: kilómetros de playas de arenas blancas y aguas transparentes como puro cristal, con palmeras elevadas y ondulantes al ritmo de la brisa y rocas suaves y de diversos marrones que dan un marco de ensueño a este lugar soñado.

Seychelles paraíso

Seychelles, paraíso terrenal. Foto: Manzaralarim

Esta república de clima tropical y abundante vegetación está compuesta por más de cien islas de diversos tamaños: las más importantes son Mahé, Praslin y La Digue.

Se distinguen dos tipos de islas en este edénico archipiélago: las del norte, de origen granítico, de geografía montañosa y con amplias zonas de frondosa vegetación, y las del sur, de tipo coralino, más llanas y, por lo general, cubiertas de cocoteros y casuarinas.

Desde 1976 que esta república está dentro de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth), por lo que aquí se le entenderá a la perfección el inglés –aunque también se habla francés, y una lengua autóctona conocida como creole-.

En la isla Mahé se encuentra la capital de Seychelles, Victoria –la cual ostenta además el distintivo de ser la capital más pequeña del mundo-, que tiene una población de poco más de 25.000 habitantes que reciben al turismo con brazos abiertos: según dicen quiénes han tenido el placer de pasar por estas tierras, la amabilidad de sus gentes es otro de sus distintivos.



Aquí se ubica también la principal vía de comunicación con el mundo: el aeropuerto internacional que se encuentra a poco más de 9 kilómetros del centro. En Victoria destaca a su vez el Jardín Botánico, cuya superficie alcanza las 6 hectáreas, en la cual convive una gran diversidad de plantas exóticas.

Victoria vista

Vista aérea de Victoria. Foto: Wikipedia

En esta pequeña ciudad rodeada por las aguas calmas y límpidas del Índico podrá encontrar también zonas para hacer compras, y llevarse productos regionales, alimentos típicos como frutas tropicales, pescados y especias. En el centro de esta pintoresca capital se distingue la simbólica Torre del Reloj (Clock Tower), cuyo reloj es una réplica del que está en el Vauxhall Bridge de Londres. Esta torre data de 1903 y se levantó en memoria de la reina Victoria –fallecida en 1901, a quién también se le debe el nombre de la ciudad – .

El Museo de Historia Natural también constituye una visita de interés: ubicado en el centro, uno puede acceder y ver una serie de elementos del mundo natural bastante peculiares, entre los que distinguen, por ejemplo, especies de peces autóctonos disecados, entre otros animales como los cangrejos de grandes dimensiones, huesos de un tipo de cocodrilo de Seychelles ya extinguido, etc.

El principal lugar de encuentro de la capital es el “Pirates Arms”, un bar y restaurante ubicado cerca de la Torre del Reloj, y que nadie que esté en Victoria puede dejar de visitar por ser el más popular de la isla: además de comida y bebida, se podrá disfrutar de música en vivo.

Además del pleno disfrute de sus playas paradisíacas, en Seychelles también se pueden practicar todo tipo de deportes náuticos: submarinismo, windsurf, surf, esquí acuático, motos de agua, lanchas, entre otros. No obstante, uno de los deportes estrella para realizar en estas islas es el buceo: sumergirse en el lecho marino de esta zona es un verdadero espectáculo para los ojos: el ser hábitat de más de 300 especies de peces exóticos y de 2.500 tipos de coral lo hacen ser una experiencia subacuática de total interés y atractivo para todo aquél amante de las aguas y sus riquezas biológicas escondidas.

Seychelles belleza

Playas en Seychelles. Foto: Tripadvisor

La práctica de buceo puede ser tanto a pulmón como con tubos de oxígeno, en la mayoría de los hoteles se pueden alquilar equipos completos para esta actividad. En Mahé hay varios lugares populares para bucear, tales como Ste. Anne, Anse Soleil y Petite Anse, entre otros.

También destaca la pesca en altura: varias empresas de vuelos chárter ofrecen esta actividad como atracción, especies muy buscadas son el atún, las barracudas y los peces vela. De hecho, entre los meses de abril y mayo se celebra en las tres islas principales de Seychelles la Competición de Pesca Nacional (National Fishing Competition), y en noviembre también se organiza un Campeonato Anual de Pesca de Altura.

Con respecto a la hotelería hay de gran nivel y para todos los gustos. Sólo hay que aclarar que Seychelles se cotiza bien en el mercado turístico y que, por lo general, pasar unos días en este edén terrenal demandará una inversión de dinero considerable.

Hay alojamiento con todos los servicios esperables: además de habitaciones bellísimas bien equipadas, servicios gastronómicos, también los hoteles suelen tener piscina, canchas de golf, de tenis y de squash, todo ello instalado, claro, en lugares paradisíacos, cerca de las playas y entre lo más majestuoso de la naturaleza exótica.

Seychelles playa y aguas transparentes

Seychelles, aguas transparentes. Foto

Hoteles cinco estrellas en Mahé: el Hotel Banyan Tree – Seychelles, complejo de 47 casas de madera, ubicado enfrente de la playa Intendance –una de las mejores-, con bonito entorno y servicio de spa incluido; Hotel Casuarina, instalado cerca de la cancha de golf de Mahé, a 18 km de Victoria, con playa y spa propios; Hotel Anonyme Island, ubicado enfrente del Aeropuerto –puede ser una desventaja por el ruido-, a sólo 10 km. de Victoria, cuenta con bonitas habitaciones y está emplazado en una playa privada.

Bien, finalmente veamos cuándo es el mejor momento para visitar Seychelles: si lo que buscas es practicar surf y otros deportes acuáticos, te convendría hacerlo entre los meses de mayo y octubre, ya que hay mayor oleaje por los vientos alisios. La temporada alta, propiamente dicha (donde hay mayor ocupación y precios más elevados también) es durante los meses de diciembre y enero, y de julio y agosto.

Un dato más: la isla de Aldabra es mundialmente conocida por alojar a más de 150.000 tortugas gigantes (una especie de las más grandes, está en segundo lugar después de las de Galápagos), su longitud puede superar el metro. Además, este atolón fue incluido por la UNESCO, en 1982, dentro del listado de Patrimonio de la Humanidad, debido a su fauna y flora autóctonas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...