Sealand, la nación autoproclamada más pequeña del mundo

En el mar del Norte se encuentra Sealand, una insólita plataforma marina autoproclamada país.

Sealand

¿Sabes cuál es el país más pequeño del mundo? Si nos atenemos a los registros oficiales, la respuesta es la Ciudad del Vaticano, que tan solo ocupa 0,44 km². Sin embargo, si viajas un poquito más al norte, hasta la costa este del Reino Unido, puedes visitar la micronación autoproclamada más pequeña del mundo. Se llama Principado de Sealand… ¡y su historia es una de las más insólitas de Europa!

Sealand, situado a unos diez kilómetros de la costa en el mar del Norte, consta tan solo de una plataforma marina que durante la Segunda Guerra Mundial se usó como fuerte naval. Es decir, una extensión aproximada a la de dos pistas de tenis. Sin embargo, su tamaño no impide que tenga su propia bandera, su propia moneda y sellos, un himno, ¡e incluso un equipo de fútbol!

¿Cómo surgió Sealand? Nos remontamos a 1967, cuando un hombre llamado Paddy Roy Bates ocupó la plataforma marina con el objetivo de emitir desde allí una frecuencia radiofónica. Cuando los trabajadores de mantenimiento intentaron visitar la plataforma al año siguiente, Bates los recibió a disparos. Ante el incidente, el juez declaró que, debido a que Sealand se encuentra fuera de los límites territoriales de Gran Bretaña, el país no tiene jurisdicción sobre ella.

Y entonces comenzó la locura. Bates autoproclamó la independencia de Sealand, se declaró Su Alteza Real Príncipe Roy y comenzó a vivir junto a su hijo y a su esposa en la micronación. Hoy en día, tras la muerte de Bates, en la plataforma vive tan solo un encargado de mantenimiento, pero Sealand es cada vez más y más conocido, y se financia gracias a la venta de merchandising y de títulos nobiliarios por internet.

Ahora, tras décadas de aislamiento, se ha anunciado que se impulsará la industria turística y se permitirá que los visitantes pasen un día allí. Si quieres conocer este insólito lugar de cerca, es tu oportunidad, aunque ten en cuenta que, para subir, tendrán que elevar tu bote a bordo… Los habitantes de Sealand son tan recelosos, ¡que no hay ni una escalera!

Fuente: Huffington Post

Foto / Octal

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...