Ruta de Camarón: un encuentro con el duende gaditano

camaron.jpg
“Viviré mientras el alma me suene”. En la isla de San Fernando (Cádiz) esta frase resuena en cada rincón. La pronunció un maestro del duende y el arte: Camarón de la isla. Sus seguidores han seguido al píe dela letra las palabras de este cantante universal manteniendo vivo al mito a través de una ruta expresamente dedicada al artista. Bienvenidos a la Ruta de Camarón: un lugar donde al arte ha vencido a la propia muerte. Alojaros en alguno de los hoteles de Cádiz y disponeros a vivir una historia inolvidable.

En cada rincón que fue importante en la vida del cantante isleño se paró el tiempo y se instaló la mejor forma de recordar al mito: una ruta temática que recorre los lugares más significativos de la vida de José Monge Cruz. La mejor forma de realizarla es a través de la visita guiada organizada por el Ayuntamiento de la localidad.

El primer punto obligado de visita es la histórica Venta Vargas. Este lugar es considerado fundamental en los comienzos del artista ya que aquí fue donde dio a conocer su maravillosa voz. Convertido en un autentico santuario plagado de fotos y recuerdos del cantante es un rincón que apasiona a sus seguidores.

Nuestro próximo destino es el número 29 de la calle del Carmen. Estamos ante la puerta donde vivió Camarón con sus padres y sus ocho hermanos. Destaca un hermoso patio andaluz que, para algunos, ha adquirido ya la categoría de histórico. Siguiendo con la ruta encontramos la Peña Camarón, inaugurada por el propio artista y que es, hoy en día, una importante plataforma de apoyo y promoción del arte flamenco.

También podremos visitar el monumento a Camarón, ubicado en la Plaza del mismo nombre. Éste tuvo el honor de ser expuesto en la Exposición Universal de Sevilla de 1992.Por supuesto el mausoleo del cantante es otro destino incluido en la ruta, en el que se han celebrado, desde que murió, varias ofrendas florales multitudinarias en fechas claves. Ésta ruta flamenca no puede acabar sin hacer una visita al Nazareno al que solía rezar, muy a menudo, el isleño.

Después de ver todo esto… ¿Alguien duda que la leyenda sigue viva en San Fernando?

Foto: Capitrueno.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...