¿Qué hacer con tu perro si te vas de vacaciones?

¿No sabes qué hacer con tu perro cuando te vas de vacaciones? Te damos varias ideas para que puedas salir del paso.

Llega el verano y te preguntas qué hacer con tu perro si te vas de vacaciones. Esto puede convertirse en un problema gordo, puesto que lo de llevarse al perro de viaje no es algo que hagamos todos y, por otro lado, sabemos que el animal no se puede quedar solo en casa. Por ello, hay que pensar en opciones y elegir la que encaje más con lo que te convenga. A continuación, te hablamos de las distintas posibilidades para que puedas tomar tu propia decisión.

Llevarlo a una guardería

Las guarderías de mascotas son ideales para dejar a las mascotas unos días sabiendo que estarán bien cuidados y que los tratarán de una forma muy especial. También se les conoce como hoteles para mascotas y, por el precio correspondiente a la estancia, nos aseguraremos de que el perro disponga de todo lo que necesita, desde un buen lugar donde dormir hasta comida y cuidados. Hasta jugarán con él, así que él también pasará unos días de vacaciones en las que no sufrirá en ningún momento.

Los precios suelen variar dependiendo del sitio y también en base a las necesidades que tenga tu mascota. Si requiere medicación o cuidados especiales, lo más probable es que el coste vaya a ser un poco mayor que en el caso de perros sanos. En otros casos, hay hoteles que tienen servicios de lujo para mascotas de élite a las que quieras darles el mejor servicio durante sus vacaciones.

Llevártelo contigo a las vacaciones

Para muchas familias es lo más cómodo, puesto que les permite olvidarse de dolores de cabeza. Pero no se trata de un plan viable en muchos de los tipos de vacaciones más extendidas. Primero te tienes que asegurar de que el hotel donde vayas a residir permite que se alojen mascotas. Y luego tendrás que comprobar si el plan vacacional que has hecho encaja con la idea de llevar un perro contigo.

Quizá no haya oportunidad de llevarlo a ningún lugar y tenga que estar dentro del hotel todo el día. En ese caso, ¿estaría justificado que el perro tenga que hacer todo el viaje para luego quedarse en el hotel? Si es por carretera, es fácil, pero si se trata de otro tipo de transporte, las cosas se complican.

Pedirle a un amigo que se lo quede

Esta es una opción cómoda. Qué duda cabe que contar con el apoyo de alguien que se pueda quedar al perro siempre es un punto positivo para cualquier planificación de vacaciones. Esa persona, eso sí, debería tener un contacto previo con el perro. Imaginamos que, si es tan buen amigo, habrá estado en tu casa en multitud de ocasiones y habrá visto al perro, por lo que lo más probable es que exista una relación previa y que tu mascota se encuentre habituado a él.

Tienes que enseñarle a tu amigo cómo tiene que alimentar y cuidar al perro para que esos días que van a pasar juntos no se compliquen. Es fundamental que sepas que estás entregándole esta responsabilidad a una persona que puede afrontar las exigencias que supone. El motivo de ello es que no quieres encontrarte con un problema en mitad de tus vacaciones cuando tu amigo te diga que no puede continuar haciéndose cargo del perro por cualquier tipo de motivo.

Contar con un profesional de las mascotas

Por último, cada vez hay más profesionales de las mascotas que ofrecen sus servicios a familias que no vayan a estar en casa. Son personas muy expertas y formadas que saben cómo cuidar a los perros, alimentarlos, cuidarlos y mantenerlos protegidos durante su ausencia. Puedes contratar este servicio en dos variantes. En la primera de ellas, el profesional se pasará por tu casa para alimentar al perro y comprobar que se encuentre sano. En la segunda, lo que hará esta persona será vivir en la casa durante los días en los que hayas contratado el servicio. Elegir entre una y otra dependerá de lo que te proponga cada uno de estos profesionales y en tus propios intereses.

Con anterioridad, este servicio se llevaba a cabo de forma habitual en la casa del propio profesional, pero al final se ha ido viendo que es mucho más recomendable que el animal permanezca en su hogar. Así es como se minimizan los problemas y como es más fácil asegurar que el perro estará en un buen estado de ánimo, ya que sus dueños no estarán alrededor, pero, al menos, se encontrará en su hogar.

Sea cual sea la opción que elijas, recuerda que tu perro necesita saber que estará a salvo durante las vacaciones, por lo que tienes que pensar en lo mejor para él. Seguro que alguna de las opciones que te hemos recomendado te acaba convenciendo como forma de quedarte tranquilo cuando salgas de vacaciones y dejes a tu mascota en la ciudad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...