¿Ártico o Antártida?

Ahora que llegan las Navidades y Papá Noel está cargando su trineo para despegar con sus renos la noche del 24 de diciembre, tal vez nos haga ilusión hacer una pequeña visita al Polo Norte.  Viajar hasta este extremo nos da la sensación de estar en la cima del mundo. O tal vez prefiramos dar un paseo por la Antártida en el extremo opuesto. Podemos llegar en esquís, en trineos arrastrados por perros, en helicóptero o en barco. Sea cual sea la elección, ambos destinos nos maravillarán, pero veamos las diferencias.

La más básica es la localización de ambos lugares. Como su propio nombre indica, el Polo Norte o Ártico se sitúa en el hemisferio norte. Cuando hablamos de viajar al Polo Norte nos referimos a viajes en torno al océano ártico y alrededor de Spitsbergen, la isla más grande que forma el archipiélago Svalbard. Por su parte, la Antártida se sitúa en el hemisferio sur.
Antártida

El Polo Sur o Antártida.

El Ártico es un océano helado, el hielo es bastante sucio porque está mezclado con sedimentos. Los glaciares no son extremadamente grandes (excepto en Groenlandia) pero es posible realizar largar caminatas. Existe mayor diversidad de especies (osos polares, morsas, bueyes almizcleros…) aunque no son abundantes en número. Algunos de estos animales, como el oso polar, viven en soledad, por lo que no encontraremos grandes colonias. ¿Qué hay de la Antártida? Como polo opuesto al Ártico, no es de extrañar que sus características sean exactamente las contrarias. La Antártida es un contienente cubierto por una gruesa capa de hielo, cuyo tamaño aumenta en los meses de invierno. Aquí, el hielo es mucho más limpio que en el Polo Norte y se encuentran los mayores glaciares del mundo. Sin embargo, las playas de desembarco son casi diminutas y no podremos realizar largas caminatas. En cuanto a la diversidad de especies, básicamente se reduce a la existencia de los pingüinos. Pero al contrario que ocurría en el Polo Norte, estos animales abundan en cantidad y conviven en grandes colonias.

Si ya tenemos la elección tomada entre el Ártico y la Antártida, un consejo: no nos perdamos uno de los espectáculos naturales más impresionantes del mundo: las auroras boreales. Las Northern lights o luces del norte son perfectamente observables desde los polos de la Tierra. ¿A qué debe este fenómeno? Simplemente se produce cuando un conjunto de masa solar, en forma de polvo, choca con los polos y produce una luz difusa, que aparece ante nuestros ojos como si fueran brillos celestes, especialmente a la hora del amanecer o en la puesta de sol. Tengamos en cuenta que hay más posibilidad de verlas entre los meses de septiembre a abril porque es cuando hay menos luz, y este fenómeno solo es visible en la oscuridad y sin contaminación lumínica.

Un panorama desconcertante, distinto, aventurero nos espera. Hielo y glaciares, iglús y esquimales, pingüinos y morsas, auroras boreales… ¿algo más emocionante que eso? Si ya lo tienes claro, ¡no te olvides meter en tu maleta un gorro y un par de guantes!

Fuente: www.bestrussiantour.com

Foto: Riomanso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...