Los nuevos museos, únicos en el mundo

Cuando se habla de un museo, a todo el mundo le viene a la mente la imagen de salas repletas de obras de arte, de cuadros de los mejores pintores, o galerías pictóricas decoradas de los mejores lienzos. Sin embargo, en muchas partes del mundo, se encuentran cantidad de museos dedicados a otras temáticas, menos comunes de coleccionar, pero sin duda, extravagantes y curiosas. Entre los museos más extraños del mundo se encuentra una gran variedad de temas para elegir, desde una gran colección de calcetines, hasta una gran cantidad de parásitos en tarros o diferentes figuras del demonio, no aptas para las personas de pesadilla fácil.

Demonio.

Demonio.

Sin duda, uno de los más escalofriantes en todo el mundo, es el Museo de Criaturas Monstruosas, llamado Gensou Hyouhon Hakubutsukan, localizado en Japón. Este museo reúne una gran cantidad de esqueletos y figuras de animales, de monstruos, de especímenes tan extraños como diabólicos, que ponen los pelos de punta al imaginar que seres tan horribles se pueden encontrar.

No muy lejos de ahí, en Tokio se encuentra el Museo Naigai, compuesto por una colección de calcetines que llega a los 20.000 pares. Una prenda que para muchos no tiene apenas importancia, pero que para este museo, corresponde al principal reclamo para los turistas. Una serie de calcetines de todas las clases, desde los más clásicos, a modelos tan originales como los que se calientan a pilas. Tan extraño como interesante.

En Lituania se encuentra el Museo del demonio. Una gran recopilación de esculturas, de pinturas, de objetos que representan al mismísimo Satanás, no apto para los corazones más delicados. El diablo representado de 1700 formas, entre ellas se pueden observar también cantidad de objetos y herramientas satánicas, empleadas en rituales de culto oscuro. Un paseo por estas salas despertará la creencia de lo divino entre los más escépticos a la religión.

Durante un paseo por Connecticut (EE.UU), se puede descubrir el Museo de la Basura. En él se puede encontrar todo tipo de objetos relacionados con el reciclaje, y una gran muestra de obras de arte creadas a partir de los materiales que componen la basura, eso sí, reciclada. Incluso un dinosaurio construido por restos de basura, cuyo componente principal son una gran cantidad de envases desechados.

No tan solidario con el medio ambiente, pero igualmente curioso, en Praga, República Checa, se puede visitar el Museo de los Instrumentos de Tortura Medieval. Una manera de conocer de primera mano, los cientos de instrumentos de tortura que se utilizaron a lo largo de toda la historia, con el fin de causar la muerte a cientos de personas de una manera tan salvaje como mezquina. Dolor y agonía son las premisas básicas que uno mismo sentirá al recorrer este museo, y ponerse en la piel de los principales usuarios de dichos instrumentos.

Y para acabar con la ruta, algo menos impactante y horrible, pero que sin embargo, también resulta de lo más curioso. Se trata del Museo del Sexo, en Amsterdam. Conocido también como el Templo de Venus, es el museo más antiguo del mundo. Quienes viajen hasta allí, podrán encontrar una amplia variedad de cuadros, de imágenes totalmente sexys como eróticas, de objetos relacionados con la práctica sexual, con grabaciones, fotos, y todo lo que se pueda imaginar relacionado con el sexo.

Sin embargo la gran muestra de museos no se reduce a esta lista, sino que en todo el mundo podemos encontrar museos como el Museo de los Parásitos (Tokio), el Museo del Crimen (Londres), el Museo Internacional de Baños e Inodoros (India), o el Museo de Penes (Islandia). La colección sobrepasa la línea de lo común, para centrarse en reunir toda clase de objetos, símbolos y obras artísticas, que cada día, se apartan más de lo que se conoce como arte, para mostar al mundo lo que, para cada uno, constituye una verdadera colección.

Foto: patriciawla5

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...