Los lagos idílicos de la Tierra

Todos ellos son ejemplo del poder de la naturaleza. Por distintos fenómenos, se han formado lagos extraños, pintorescos, agradables a la vista, maravillosos a la imaginación. Algunos parecen salidos de un cuento de hadas, otros parecen obra del trazado de un pintor. En ellos se funde el misterio, el encanto y la seducción. Nos recuerdan a paisajes de fantasía y ciencia ficción. Los más sorprendentes para visitar se resumen aquí:

Mono Lake

Lago Mono, al este de California.

  • El lago Hillier. Si pensabas que el agua podía ser solo sucia o cristalina, azul o esmeralda, incluso gris o negra en las profundidades, te faltó contar con un color especial: el rosa. Así de asombroso se nos muestra este lago situado entre las pequeñas islas que conforman el archipiélago de Recherche en Australia occidental. De agua salada, 600 metros de largo y poca profundidad, pero eso es lo de menos. Este lago encierra aguas claramente rosas, separado del océano por apenas una estrecha área cubierta de dunas y arena blanca, y rodeado por un bosque virgen y frondoso. Juntos, componen este espectacular entorno paradisíaco. Este hallazgo se atribuye al británico, Matthew Flinders, que fue el primero en quedarse boquiabierto cuando lo descubrió en 1802 durante una expedición. El motivo por el cual el lago conserva un color rosa se desconoce, a pesar de las sucesivas investigaciones. Todo apunta a que se debe a unas altas concentraciones de nutrientes, bacterias y algas.
  • El lago Natron. Otro lago salado que rompe con el color habitual y esta vez tiñe las aguas de un rojo intenso. Se encuentra en Tanzania, en el Gran Valle del Rift. La proliferación de algas ha provocado este fenómeno. En la superficie se pueden apreciar espirales de carbonato sódico que surgen de las profundidades de la tierra, flanqueadas por una espuma blanca. Un ambiente peculiar del que se aprovechan los flamencos rosados al final de la época de lluvias, allí se alimentan de las algas, filtrando las aguas alcalinas gracias a su pico. La combinación del lago y estas llamativas aves lo convierte en un paisaje enternecedor.
  • El Grand Prismatic. Si ni el primero ni el segundo nos han resultado lo suficientemente sorprendentes por su color, tal vez este acabe rematando la singularidad que pueden alcanzar las aguas de un lago. El Grand Prismatic nos ofrece toda la gama de colores del arco iris: azul, verde, amarillo, naranja, rojo y marrón, en una disposición circular y progresiva claramente sorprendente. Se encuentra en el Parque Nacional de Yellowstone, en los EE.UU. Estos colores vivos de la primavera son el resultado de la pigmentación de las archaeas, que hacen de este lago todo un espectáculo digno de ver.
Baikal Lake

Lago Baikal, en Rusia.

  • El lago Mono. Es este otro reflejo de cómo la naturaleza moldea los paisajes con sus majestuosas construcciones. Nos trasladamos esta vez al este de California, en las montañas de Mammoth. En una curiosísima línea recta se suceden pequeños volcanes como en una procesión, son los cráteres de Mono-Inyo. Justo al norte, aparece este lago considerado uno de los más antiguos de EE.UU. Emergen del agua por sí mismas unas extrañas formaciones rocosas, llamadas toba, como consecuencia de la alta salinidad de las aguas y de los manantiales ricos en calcio que borbotean desde el fondo. La combinación de estos factores tiene como resultado la formación de estas majestuosas columnas blancas de cal que alcanzan los seis metros de altura, con gran solidez, grosor y, algunas de ellas, inclinadas ligeramente. Parece un lago salido de otro planeta y es uno de los lugares de California más fotografiados. En la actualidad, la única forma de vida que se ha desarrollado en estas aguas ha sido un pequeño crustáceo llamado Camarón de Salmuera, éste tiene un gran valor alimenticio para las aves de la zona.
  • Boiling Lake. El Caribe siempre puede sorprendernos con sus aguas. Esta vez lo hace de una forma especial. Este lago, situado en Dominica, es sencillamente como una caldera de agua hirviendo. Encierra aguas burbujeantes de color gris azulado y está usualmente cubierto por nubes de vapor. Fue avistado en 1870 por dos ingleses de la época, Sr. Watt y el Dr. Nichols. La temperatura del agua oscila entre los 82 y los 91,5 grados Celsius, en las orillas, pero se desconoce la temperatura en el centro del lago donde hierve activamente.

  • El lago Baikal. Es el mayor lago de agua dulce en Asia y el más profundo del mundo, tanto que con su agua se podría inundar toda la tierra firme con una capa de 20cm. De origen tectónico, se sitúa en la región sur de Siberia, Rusia. También se le conoce como el «Ojo azul de Siberia» y «La Perla de Asia» por la calidad de sus aguas que son extraordinariamente transparentes y permiten ver hasta 50 metros de profundidad. Además, existe una enorme biodiversidad, 852 especies y 233 variedades de algas, junto con las 1550 especies que habitan en los alrededores, incluida la foca de Baikal, el único mamífero de la zona. Este lago fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996.
  • El lago Ness. Si lo que nos gusta de las aguas no es su superficie, sino lo que esconden en sus profundidades, el lago Ness siempre es un lugar digno de visitar donde la leyenda se ha mantenido, a pesar de los fraudes fotográficos que pretendían corroborar la existencia del monstruo Nessie. Está situado en Highlands, las tierras altas de Escocia, Reino Unido. Aguas tranquilas, extensas, de agua dulce es todo cuanto se observa a simple vista. Pero si encuentras la osadía de acercarte, tal vez puedas confirmar la leyenda. Los barcos parten desde varios puntos de sus costas dando a los turistas la oportunidad de buscar al monstruo.

A veces buscando los porqués, los orígenes y las causas rompemos lo mágico del momento. Es lo que ocurre cuando intentamos averiguar el truco que se esconde en un espectáculo de magia. Eso nos impide soñar con lo imposible y creer en lo inaudito. El coste de oportunidad, como vemos, es alto. Tal vez a los secretos de la naturaleza sea mejor no buscarles su porqué. Dejémonos llevar por el encanto, aunque eso suponga perder de vista durante un instante toda nuestra racionalidad.

Fuentes: 101lugaresincreibles.com

Foto: Nadia Di Falco , Mih-a

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...