Los Dragones de Komodo no tienen fuego

Una ruta turística no debe ser siempre convencional. En muchas ocasiones, el reclamo turístico es el lugar más exótico que podemos imaginar.  ¿Por qué no pasear con dragones? El lugar ideal del planeta para ello, es la isla de Komodo, situada en Indonesia. Si lo que se busca es vivir una experiencia que pocos han siquiera imaginado, no se puede faltar a esta isla, que cuenta con apenas 400 metros cuadrados, por los que dichos lagartos descendientes de los dinosaurios pueden pasear a sus anchas. El Dragón de Komodo se reconoce como una especie única, que ha merecido el nombramiento de su zona como Patrimonio de la Humanidad, según la UNESCO. En dicha isla apenas residen 2.000 habitantes, quienes practican la caza y la pesca, pero también contribuyen al buen funcionamiento del Parque Natural, colaborando en su sostenimiento para que se pueda seguir considerando excepcional.

dragones komodo

Los dragones son la mayor atracción turística de Komodo.

A pesar de que la ruta turística por la isla puede durar aproximadamente 20 minutos, el viaje exótico no acaba ahí. La experiencia continua a lo largo de las islas hermanas de Komodo, pudiendo contemplar Padar, Rinca y Motong, como extensión del Parque Natural y albergando nuevas maravillas. Como es evidente, no solo se encuentra a los Dragones paseando a sus anchas por la isla, sino que Komodo cuenta con una fauna heterogénea que convive en el Parque Nacional, teniendo sus raíces en especies propias de Asia o Australia. Lo curioso de este archipiélago es que un elevado porcentaje de sus especies se encuentran protegidas, dado su rareza y su peculiar evolución de los antepasados más prehistóricos.

Indonesia sigue siendo uno de los lugares más inhóspitos para la humanidad. En dicho archipiélago se encontraron los restos del llamado Homo floresiensis u ‘Hombre de las Flores‘, una fase de la evolución que convivía con los hombres modernos, el Homo sapiens, hace aproximadamente 18.000 años. Encontrados recientemente unos fósiles en la isla de Flores, junto a Komodo, sitúa a Indonesia a la cabeza de la lista de lugares para los arqueólogos, por contener grandes muestras prehistóricas que ayudan a comprender nuestro pasado y nuestra evolución.

Komodo, Flores, Indonesia en definitiva, se presenta como un lugar distanciado de la civilización occidental, pero sin dudas es una de las maravillas que hay que visitar, uno de los lugares que no dejan indiferente a nadie, una de las culturas que hay que conocer para expandir nuestros horizontes intelectuales y poder evolucionar, ya que el Hombre de las Flores no puede hacerlo. De alguna forma hay que rendirles homenaje, y que mejor manera que cuidar de sus Dragones, los cachorros de hace 18.000 años.

Si desea conocer más acerca de las maravillas que esconde Indonesia, visite la isla de los lagartos gigantes.

Foto: NÚRIA

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...