Las cuevas de Gunung Mulu

¿Cuál es la tercera isla más grande del mundo? ¿Todavía no lo sabes? Se trata de Borneo. Por detrás de Groenlandia y Nueva Guinea, que ocupan los primeros puestos, la isla de Borneo situada en el sudeste de Asia, es un lugar de referencia turística no solo por su tamaño, sino por lo que alberga en su interior. Administrativamente, la isla se encuentra dividida entre Brunéi, Malasia e Indonesia. Descubierta en 1521, su población se puede considerar hoy por hoy escasa, dado que la mayor parte de la isla es selva virgen e inexplorada. En total suman 17,7 millones de personas, de las cuales 2,2 millones son indígenas Dayak.

Sarawak

Sarawak, en la isla de Borneo.

Que la gran parte insular sea selva y bosque, explica la gran biodiversidad del lugar. Al menos 52 especies nuevas de plantas y animales se han encontrado en los últimos años, y más de 400 especies desde 1994, entre las que destacan 30 especies de peces únicos, 2 de rana arborícolas, 16 de jengibre y 3 de árboles, sin contar con otras especies endémicas como el orangutón rojo o el tiburón fluvial, actualmente amenazados por la deforestación y la pesca. Todo ello convierte a Borneo en uno de los centros más importantes del mundo en términos de biodiversidad, junto a otros lugares destacados como el Amazonas.

Pero para poder ser testigos de toda esta riqueza paisajística, nuestro punto de mira tiene que ser el Parque Nacional de Gunung Mulu, a 100 km de la ciudad de Miri (Malasia), cerca de la frontera con Brunéi. Como todo maravilloso lugar del planeta, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2000 por la UNESCO. Su principal atractivo son las enormes cuevas y formaciones cársticas que podemos encontrar en mitad de una selva lluviosa de montaña. El parque es muy famoso por estas cavernas en las que se han organizado numerosas expediciones para poder explorarlas. Está dominado por el Gunung Mulu, un pináculo de arenisca de 2.337 metros de altura, y por los 295 km de cavernas explorables que son el hogar de millones de murciélagos. Entre la multitud de cuevas, la cámara de Sarawak es hoy por hoy una de las cuevas más grandes del planeta.

Gunung Mulu

Formaciones cársticas en Gunung Mulu

De manera que estos son los ingredientes de la isla de Borneo: grandes cuevas, formaciones cársticas con curiosos pináculos de roca, vegetación profusa con gran biodiversidad de plantas y animales; además de acantilados verticales y pendientes empinadas. Existe, eso sí, un inconveniente, y es el acceso a la selva de Gunung Mulu. Un acceso difícil, imposible por tierra, y solo factible mediante avión (con un vuelo de 30 minutos) o por barco (con uno o dos días de navegación). Si superamos ese obstáculo, llegados a las oficinas del parque, no encontraremos más impedimentos que el de acceder a nuestro alojamiento y comenzar las excursiones.

Fuente: 101lugaresincreíbles.com

Foto: Amanderson 2

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...