La Sirenita de Copenhague

lasirenita.jpg

Existe cierto tipo de viajero que acostumbra a adornar cada uno de sus viajes con, al menos, una leyenda inesperada. A estos buscadores de historias les encanta ir por el casco antiguo de alguna ciudad y preguntar a sus habitantes o a los guías turísticos acerca de algún mito o leyenda que conozcan en torno a los edificios que los rodean.

Un viajero de estas características, sin duda, disfrutaría con volar a Copenhague. Presente en el imaginario colectivo de los daneses se encuentra una leyenda que te encantará presenciar en directo si acudes de esta ciudad: La leyenda de La Sirenita.

En la bahía del puerto, a la entrada del Mar Báltico una sirenita de cuento lleva desde 1913 clavada en la orilla mirando el infinito y soñando con un príncipe que cambió su vida. Se trata de La Pequeña Señora del Mar«, una estatua de bronce convertida en símbolo de los daneses.

La leyenda cuenta que los cantos de las sirenas embrujaban a los hombres del mar y en la ciudad de Copenhague, un humilde marino fue hipnotizado mientras trabajaba por la voz de una joven sirena.

Esta mágica historia se fue transmitiendo de generación en generación hasta que a un el escritor Hans Christian Andersen escribió en 1837 el cuento de La Sirenita conocido de sobra por todo el mundo. La estatua de la Sirenita es un tradicional punto de visita para los marineros y un monumento que causa bastante expectación entre los turistas.

Foto: Drcymo.


Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...