La Neocueva de Altamira en Santillana del Mar

MUSEO DE ALTAMIRA

En la localidad cantabra de Santillana del Mar (ni es santa, ni llana, ni tiene mar), conocida ésta por su aspecto medieval y por sus calles empedradas, se encuentra el Museo de Altamira, y dentro de éste, una recreación de la famosa Cueva de Altamira, llamada comúnmente la Neocueva.

La idea de hacer una réplica de la cueva fue necesaria ante el deterioro que sufría por la constante masa de visitantes.

La Cueva de Altamira, definida por los más preciosistas, como la Capilla Sextina del arte prehistórico, fue descubierta por Marcelino Sanz de Sautuola en 1879.
La polémica, tras tan craso descubrimiento, creció y creció porque para muchos arqueólogos esta maravilla artística no podía haber sido concebida por la mano de aquellos personajes prehistóricos y cavernarios.

Las pinturas de la cueva están datadas entre el 20.000 y el 15.000 a.C y llegan a alcanzar los 2,4 metros de altura.

En el techo de la Cueva de Altamira se representan casi un centenar de animales y signos, entre los que destacan, los bisontes, indiscutibles protagonistas, así como ciervos, caballos, cabras y bóvidos. También se pueden observar diversos signos, manos y figuras humanas.


Aparte de la Neocueva, principal reclamo turístico, el Museo de Altamira de la localidad de Santilla del Mar ofrece varia exposiciones que permiten a los turistas conocer de primera mano y de forma sencilla la historia de los primeros humanos.

Se trata esta escapada de una inolvidable oportunidad para conocer tanto el pueblo, de una belleza palpable, como de un Museo que arrojará cierta luz a aquellos a los que todavía les ataca la incertidumbre cada vez que recuerdan que nuestra vida actual poco tiene que ver con la de nuestros ancestros.

Foto: Caswell Tom

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...