La intrincada ciudad subterránea de Derinkuyu, en Turquía

En el área de la Capadocia turca existen miles de viviendas escarbadas en la roca, como la ciudad de Derinkuyu.

Tuneles Derinkuyu - Turquia

Desde 1985, la región de Capadocia, en Turquía, forma parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad que elabora la UNESCO. Además de tratarse de un lugar histórico por haber sido, durante siglos, una encrucijada entre rutas comerciales, Capadocia sorprende por sus asombrosas formaciones geológicas, que recuerdan un poco a los áridos paisajes lunares. Están formados por toba calcárea, una tierra que, tras miles de años de erosión, ha dado lugar a formas sinuosas y extravagantes.

Si viajas a Capadocia, no te costará encontrar, en estos paisajes, algún ejemplo de las viviendas escarbadas en la roca. Las han construido los pueblos a lo largo de los siglos, aprovechando cavernas naturales o terrenos suaves, y son una vista de lo más curiosa. Más allá de las moradas, en el interior de las montañas de la región puedes encontrar más de 200 ciudades subterráneas. Algunas de ellas no han sido excavadas, pero otras, como la de Derinkuyu, son accesibles y fascinan al viajero?

Derinkuyu es una ciudad subterránea de 20 niveles, conectados por una intrincada red de túneles repletos de cámaras y salas. Tal es su extensión que, en su interior, ¡podrían vivir hasta 20.000 personas! Por si no fuera lo suficientemente sorprendente, el dato más intrigante es el siguiente: Derinkuyu se construyó hace 3.500 años.

¿Quién ideó esta ciudad milenaria? Parece ser que fue el pueblo hitita quien escarbó la metrópolis como posible lugar de defensa en caso de un ataque enemigo. El pueblo podía trasladarse, en caso de emergencia, a Derinkuyu, donde podía permanecer durante meses sin necesidad de salir al exterior, y sin que ningún enemigo lo encontrara. De hecho, la ingeniería de la red de túneles es tan compleja que todavía se han podido excavar tan solo 8 niveles, hasta unos 40 metros de profundidad, pero se cree que las cuevas llegan hasta los 85 metros.

Todo estaba pensado al detalle: agua potable gracias a los pozos, cierre hermético de los laberintos, conductos de ventilación, almacenes de alimentos? Si viajas a Turquía, la ciudad subterránea de Derinkuyu es una visita imprescindible, ¡te asombrará la magnitud de esta obra!

Foto / Martijn Munneke

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...