El Hotel Chelsea, nido de creación

chelsea1.jpg

¿Qué tienen en común Mark Twain, Jimi Hendrix, Robert Oppenheimer, Stanley Kubrick, Henri Chopin, Jane Fonda y Henri Cartier-Bresson? Todos ellos han pasado por las habitaciones del Hotel Chelsea, en Nueva York.

El mismo hotel se define como una parada para individuos extraños. Pero se ha dicho de todo sobre este alojamiento, y todo bueno. The Internacional Herald Tribune ha afirmado que es una especie de Torre de Babel de la creatividad, que ha dado cobijo a algunas de la mentes más dotadas y más destructivas. El propio Milos Forman afirmó que fue a buscar el Chelsea por su atmósfera creativa, las paredes gruesas, los altos techos y la gente amable, y por el 150% de privacidad que te asegura.

chelsea2.jpg Todas las habitaciones son únicas, otra peculiaridad más del Hotel Chelsea. Varían en tamaño, en decoración, en disposición… para que el cliente también se sienta único. Una individual puede costar desde unos 240 euros hacia arriba.

Muchos artistas no se han conformado con estar de paso, sino que han decidido vivir durante meses e incluso años en el Chelsea. Cuando se creó en 1883, se pensó como una cooperativa privada de pisos y fue el edificio más alto hasta 1902. En 1905 abrió sus puertas como hotel.

chelsea3.jpg El resultado es que el hotel se ha convertido en la localización de diversas películas, como The Chelsea Girls, de Andy Warhol, o The Professional, de Luc Besson. También se han rodado escenas del film La intérprete, protagonizada por Nicole Kidman, Sean Penn y Catherine Keener. También ha dado nombre a algunos temas musicales o aparece en la letra de alguno de ellos.

Si no tienes todavía decidido dónde alojarte en Nueva York, acércate al Chelsea Hotel.

Foto1: Ten safe frogs

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...