El hechizo de Miami

Miami es una ciudad diferente respecto al resto de Estados Unidos. Desde sus playas a la gran importancia de la comunidad de origen cubano le otorga un carácter muy especial.

Americanas con hombreras que contrastaban con camisas floreadas y extravagantes eran los atuendos que veía desfilar en una ciudad que me fascinó en mi adolescencia. Y es que Corrupción de Miami nos dejó huella a todos los que rondamos o superamos la treintena. Con esa serie descubrí Miami y desde entonces siento un magnetismo que a día de hoy perdura y crece gracias a conocerlo en más profundidad.

Preciosa imagen de Miami Bayside

Como buen turista que ha visto por televisión y cine la ciudad, lo primero que hay que visitar es Ocean Drive, quizás la zona más popular de la ciudad. Su paseo marítimo por la mañana parece el rodaje perpetuo de series al comprobar la cantidad de cuerpos atléticos, masculinos y femeninos, haciendo deporte. A medida que el sol va dejando espacio para le llegada de la noche cambia el panorama y aparecen las grandes luces de neón, la música latina y los bares y restaurantes reclaman la atención de cualquier que pase por allí. Es el lugar ideal para pasar unas buenas noches de ocio y diversión.

Y ya que estamos por allí, porque no ir de compras, ¿verdad? He de admitir que no soy muy aficionado a las compras, pero llevo tiempo escuchando que el Bayside Marketplace es más que un centro comercial. Sus más de 150 tiendas ofrecen todo lo imaginable, es, ante todo, un perfecto espacio dónde pasear, ya que se ofrece a menudo conciertos por las tardes e incluso como atracción para el turista, en algunas noches se realizan fuegos artificiales y de láser.

Hablar de Miami es hacerlo de una ciudad que ha crecido relacionada con el aumento del peso demográfico, económico y social de la comunidad proveniente de Cuba. No en vano, se le conoce como la pequeña Havana. Para ser conscientes de la importancia que tiene este colectivo, disidentes del régimen castrista cubano, es que se calcula que de las 90.000 personas que habitan este barrio, 90% son latinos, siendo la mayoría cubanos. Es un placer escuchar español en cada rincón y saborear deliciosa comida cubana.

Por supuesto, cualquier ojo medianamente curioso se habrá fijado en que los edificios de una zona de Miami son muy peculiares. Se trata del distrito Art Decó, que está en el sur de la ciudad. Es un estilo arquitectónico que surgió para levantar el ánimo de unos ciudadanos que estaban inmersos en la gran Depresión. Sus líneas básicas contrastan con un exceso de ornamentación y con colores llamativos. Sin duda, llama mucho la atención.

Fotografía: Roberto Bertolino

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...