El canal de Panamá, obra de arte en ingeniería

Canal de Panamá

Es tal vez la obra de ingeniería más grande de la historia. Su realización permitió acortar las distancias y los tiempos, facilitando la navegación y posibilitando un gran desarrollo al comercio.

El canal de Panamá fue inaugurado el 15 de agosto de 1914 por obra de franceses y estadounidenses, y desde entonces, ha visto el paso de miles y miles de embarcaciones. Los barcos cruzan sus 80 kilómetros de longitud en unas 10 horas, que permiten la unión de los océanos Atlántico y Pacífico.

Su funcionamiento es realmente fascinante. El canal utiliza un sistema de esclusas, compartimientos que presentan puertas de entrada y de salida. Estas esclusas funcionan como elevadores de agua y suben las embarcaciones desde el nivel del mar hacia el nivel del Lago Gatún (elevado unos 26 metros). De esta forma, los buques pueden navegar a través del cauce del canal, en la Cordillera Central de Panamá.

Cerca de 14.000 embarcaciones surcan anualmente el canal, donde trabajan 9.000 personas. Es que el canal de Panamá funciona las 24 horas al día, 365 días al año.

¿Cuál es la mejor forma de apreciar esta maravillosa obra? Hay que tener en cuenta que las tres esclusas del canal reciben el nombre de los pueblos en las que se encuentran: Miraflores, Pedro Miguel y Gatún. Por lo tanto, visitar estas poblaciones es un primer paso.

Miraflores es la más cercana a la Ciudad de Panamá y permite acceder a una terraza desde donde se puede ver cómo los especialistas permiten el paso de los gigantescos barcos. La velocidad y seguridad en el traslado de los barcos está garantizada por unas pequeñas locomotoras que se conocen como mulas, las cuales remolcan las embarcaciones, las centran dentro de las esclusas y las frenan cuando es necesario.

Otra atracción imperdible para los turistas es la rotonda del edificio de la Administración del Canal de Panamá, en los Altos de Balboa. Allí pueden apreciarse una serie de murales, que narran la historia de la construcción del canal en cuatro escenas. El responsable de estas obras artísticas fue William B. Van Ingen, famoso por sus murales en la Biblioteca del Congreso en Washington y en la Casa de la Moneda en Filadelfia.

Foto: lyng883

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...