El AVE hasta Figueres ya es una realidad

El AVE ha llegado a Figueres y Girona, eso si, lo hace ocho años más tarde d elo previsto. En los próximos meses, Barcelona y Madrid estarán unidas a Francia por alta velocidad a través de este tramo de vías.

Barcelona y Madrid ya están unidas por AVE con Figueres, a escasos kilómetros de la frontera con Francia. Ayer se produjo el viaje inaugural, y desde hoy los viajeros ya pueden desplazarse hasta Girona, la única capital catalana a la que todavía no llegaba la alta velocidad. Eso si, el AVE tenía que haber llegado a Girona en 2004, hace ocho años. Según Renfe, unos mil pasajeros pasarán por la estación de Figueres-Vilafant en el primer día de funcionamiento del nuevo trayecto, que espera poder completar su conexión internacional con Francia.

El primer tren ha salido de Figueres poco antes de las 7 de la mañana con 142 pasajeros a bordo destino a Sants, en un viaje que dura unos 55 minutos. Todavía menos concurrido ha sido el primer viaje desde la estación de Barcelona, en el que solo iban 79 personas. Renfe asegura que ha vendido 5.000 billetes para los próximos meses, no solo para el AVE, también para los trenes Avant que prestan los mismos servicios pero solo en trayectos regionales.

La utilización de los trenes Avant hace que en el recorrido entre Barcelona y la frontera francesa, la velocidad máxima que se alcanza no supere los 290 kilómetros por hora, por los 300 a los que se llega en el trayecto desde Madrid, que si se realiza con trenes AVE. De momento, se realizarán nueve viajes de ida y vuelta desde Barcelona y ocho desde Madrid al día, aunque Renfe podría aumentar esta frecuencia según la demanda.

Como anunció la ministra de Fomento antes de las vacaciones navideñas, el precio de estos nuevos trayectos se ha ajustado a la realidad económica respecto a los de otros itinerarios. Aún así, el viaje de Barcelona a Figueres sale desde 20’20 euros, y a Girona el precio está en 15’70. Desde Madrid, se puede ir a Figueras desde 38’40 y a Girona por 38’50. El recorrido desde la capital pasa por Zaragoza y Lleida. La puesta en marcha de estos tramos, que ha supuesto una inversión de 3.700 millones de euros -sin contar el gasto de adaptar las estaciones- convierte a España en el segundo país del mundo con más kilómetros de alta velocidad, superando los 3.000, solo por detrás de China.

Ahora, el paso que falta por dar es conectar el AVE y el TGV francés. Para ello, se necesita la homologación de los trenes franceses y españoles para que puedan circular libremente por ambos países sin la necesidad de pedir permisos, algo que según Ana Pastor no se demorará más allá de junio. También está por finalizar el «corredor mediterráneo». La ministra se comprometió a que la alta velocidad llegaría a Alicante antes del 24 de junio, pero el AVE en Castellón sigue sin fecha, y para llegar de Valencia a Sevilla hay que pasar por Cuenca y Ciudad Real.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...