Dubrovnik, la costa de Croacia

El casco histórico de la ciudad, a orillas del mar Adriático, recoge el paso de las distintas civilizaciones que han habitado allí.

Dubrovnik

La ciudad costera por excelencia de Croacia reúne todo lo que deseamos en nuestras vacaciones: sol, playa, gastronomía y cultura. Un lugar inmejorable a orillas del Adriático donde descansar y divertirse. La ciudad que se encuentra a 495 kilómetros de la capital, Zagreb, y ha sobrevivido a lo largo de la historia a un terremoto que en 1667 destruyó por completo la ciudad y una guerra tan dura como la Guerra de los Balcanes. En su casco histórico se recoge el paso de las civilizaciones que vivieron allí como los bizantinos, venecianos, húngaros y turcos. Todo esto enriquece y da un valor histórico muy grande a la ciudad que sigue conservando su muralla construida en el siglo X.

Aunque construida en el siglo X fue retocada posteriormente en el siglo XVII, la muralla tiene 1.94o metros de longitud y en ella alberga 16 torres. Las torres que miran hacia el mar nos dan una preciosa vista de las playas de la ciudad y del mar, en la antigüedad se usaban para vigilar los accesos a la ciudad. No podemos dejar de pasear por las murallas y visitar sus torres sin ir a la Puerta de Pile, se trata de la antigua puerta que daba acceso a la ciudad. Aun hoy en día la puerta mantiene el puente levadizo que se cerraba por las noches, aunque por dentro su estilo es gótico por fuera tiene un estilo renacentista.

Si pasamos la Puerta de Pile accederemos a la zona más aristocrática de la ciudad con sus calles de piedra. Llegaremos a la Plaza Luza que data del siglo XV y que el centro tiene la Columna de Orlando signo de la independencia de la República. En la misma plaza encontraremos la Torre del Reloj, monumento que se ve desde que accedes a las murallas y que como peculiaridad marca las horas tocando una campana. En Plaza Luza podemos visitar uno de los monumentos de mayor belleza de toda la ciudad: el Palacio Sponza.


El patrón de la ciudad es San Blas y por ello tiene una iglesia, la iglesia de Sveti Vlaho construida entre 1.706 y 1.715. Su autor se inspiró en las iglesias venecianas para construirla. Pese a no ser la catedral de la ciudad es una iglesia muy importante por hacer honor al patrón. La Catedral de Velika Gospa data de 1.192 pero fue reconstruida después del terremoto devastador que arrasó la ciudad. Otro lugar histórico de obligada visita es el Palacio de los Rectores que contiene en su interior un museo de la ciudad. Pero a lo largo de la historia tuvo diferentes usos, uno de ellos fue el de residencia oficial del Príncipe de Dubrovnik.

Las Playas que ofrece la ciudad de Dubrovnik son idílicas, la costa bañada por el mar Mediterráneo tiene un color azul turquesa que dan un aspecto paradisíaco. La ciudad está rodeada por distintas islas muy pequeñas que tampoco debemos dejar de visitar sobre todo si buscamos algo de diversión. Además si viajamos hasta la isla de Korcula tendremos la oportunidad de visitar el lugar donde nació uno de los más conocidos viajeros como Marco Polo.

Foto/ Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...