DisneyLand París: recupera el niño que hay en ti

disney.png

El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta. El inolvidable Pablo Neruda pronunció en cierta ocasión estas palabras. El tiempo le ha dado la razón pues cada vez es más importante hacer una parada en nuestro frenético ritmo de vida para encontrarnos cara a cara con el niño que llevamos dentro. Hay muchas formas de hacerlo. Hoy vamos a presentarte una de ellas.

¿Qué mejor manera de divertirte como cuando eres pequeño que un extraordinario viaje al paraíso de la animación? Vamos a viajar con las alas de la imaginación a un lugar que tiene mucho que ofrecerte: Disneyland Resort París. No te dejes convencer por el tópico: este lugar no es sólo para viajar con niños.

Y es que la magia no tiene edad. Aquí encontrarás cinco zonas de fantasía, cinco paradas de ensueño para el disfrute de grandes y pequeños. Además, podrás alojarte allí mismo, pues cuenta con uno de los recomendables hoteles de París. La primera parada se llama Main Street. Casi sin darte cuenta te encontrarás en una calle americana de principios del siglo XX: coches de época, atracciones, un tren que te permite recorrer toda la zona, tiendas y restaurantes serán tus primeras zonas de diversión.

La siguiente zona es Frontierland. En un santiamén realizarás un interesante viaje en el tiempo a la época del Oeste americano. Podrás, por ejemplo, montarte en el tren de la mina y salir disparado a toda velocidad. Una experiencia única tras la cual podrás acceder a la tercera zona del parque: AdventurLand. Aquí te esperará Aladino en el gran bazar Oriental. Puentes colgantes, templos perdidos y arboles que trepar serán aquí tus objetivos pendientes.

Fantasyland, tu siguiente destino, es una zona clásicamente mágica. Encontrarás cientos de personajes que conoces de sobra por las películas de Disney. Y para terminar podrás irte de viaje espacial con el Discoveryland.

Seguro que al salir de este parque te sientes como si te hubieras quitado unos cuantos años de encima.

Foto:Gary Bembridge.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...