Desde Sevilla rumbo al mundo

El Aeropuerto de San Pablo (Sevilla) ofrece, a día de hoy, una gran oferta de vuelos. Y es que, de hecho, es una de las ciudades en las que la empresa Vueling tiene sede, lo cual asegura vuelos a destinos europeos y españoles. Pero no sólo esta compañía los oferta. Hoy cogemos el avión en Sevilla y demostramos que no sólo Madrid y Barcelona son buenos puntos de partida.

Sevilla, punto de partida de nuestro viaje

Sevilla es la cuarta ciudad más grande de España, con una area metropolitana de millón y medio de habitantes. Uno de sus monumentos más representativos es la Giralda, de casi 100 metros de altura, un monumento que representa muy bien la dualidad de la capital andaluza: la parte inferior es árabe, mientras que la superior es cristiana. De todos modos, el tema que hoy nos atañe es otro distinto. Muy cerca de la ciudad, a unos 10km al noroeste, se encuentra el Aeropuerto de San Pablo. De decoración inspirada en componentes tradicionales como la mezquita y los naranjos, sus destinos estrella son, como cabe esperar, Madrid y Barcelona. A pesar de no ser uno de los aeropuertos más potentes del país, año tras año se trabaja para dar mayor relevancia al tráfico internacional. Así pues, a día de hoy podemos volar desde la capital andaluza hacia múltiples destinos europeos.

Hoy, pues, cogeremos varios aviones desde Sevilla y visitaremos algunas de las principales ciudades españolas y europeas. Todo ello a precios económicos y con vuelos de los que conoceremos opiniones de primera mano. Para ello, utilizaremos un buscador de vuelos baratos que nos permitirá conocer las mejores ofertas vigentes.

Para empezar nuestro viaje, volaremos muy cerquita de casa. Las Canarias nos esperan, y con Vueling podemos visitar Tenerife y Gran Canaria sin necesidad de ahorrar. Parece que esta compañía ha salido bastante bien parada de su fusión con Clickair, al menos en este caso. Eso es lo que reflejan las opiniones de los usuarios del vuelo Vueling Sevilla- Gran Canaria, por ejemplo. Lo peor, algunos casos de retrasos y problemas a la hora de facturar. Y es que un mismo mostrador para varios vuelos parece una iniciativa confusa, que además alarga colas y puede hacernos perder un vuelo al más mínimo despiste. Y ya no sólo por eso. Tal y como afirma una usuaria, también por la intranquilidad de no saber si el equipaje llegará a su destino o si se equivocarán y lo enviarán a otro de los que en ese momento se facturan en la misma ventana. Por cierto, también hay quien se queja de que se trata de una compañía lowcost no tan lowcost, puesto que los precios pueden aumentar mucho en según qué épocas. Sea como sea, la calidad también parece ser superior dentro y fuera del avión que en otras compañías de este tipo.

Canarias es sol y playa casi todo el año, lo cual resulta muy atractivo, además de tener unos atractivos naturales únicos y que contrastan, por su ubicación geográfica, con los peninsulares. Pero si queremos conocer otro tipo de islas, las Baleares son visita obligada. Air Berlin ofrece vuelos baratos desde Sevilla a Palma de Mallorca. Los viajeros acostumbran a quedar muy satisfechos, aunque el hecho de que la tripulación sólo hable alemán e inglés a veces es un pequeño impedimento. Las opiniones del vuelo Air Berlin Sevilla- Palma de Mallorca son, pues, positivas. Tal y como lo resume un cliente, «buena relación calidad-precio». Es una buena alternativa para pasar un fin de semana inolvidable en una calita rodeada de casas blancas, al más puro estilo mediterraneo. Por cierto, no olvidéis vuestras ensaimadas.

Las islas son un destino turístico que se masifica cuando llega el buen tiempo. Así pues, ¿por qué no optar por algo más cercano? En este sentido, Valencia es la respuesta. Y da igual que acaben de finalizar las fallas. La capital del Túria es un destino interesante los 365 días del año. Vueling de nuevo es la que nos ofrece esta ruta, que en este caso presenta más descontento que el anterior. En las opiniones del vuelo Vueling Sevilla- Valencia hay usuarios descontentos con los retrasos o con el importe total del vuelo, así como con problemas relacionados con la página web de la compañía. No obstante, uno de los más habituales tiene que ver con el importe de facturación, algo que hace que muchos viajeros opten por el equipaje de mano y se produzca, en ocasiones, un exceso de bultos en cabina que hace que la tripulación obligue a algunos pasajeros a facturar. No obstante, con un poco de previsión y en fechas no muy señaladas, los problemas no tienen porqué darse.

Pero si ya estamos cansados de nuestro propio país y queremos ver mundo, podemos probar suerte con un vuelo corto y confortable. Francia, el país vecino, nos espera. El vuelo Transavia Sevilla- París es uno de los mejores valorados. Para los que no la conozcais, Transavia es una compañía de bajo coste de Air France, y opera sobretodo vuelos entre Francia y Holanda y diversos destinos vacacionales. Y entre ellos, como no, Sevilla. Esto nos permite a nosotros hacer el trayecto inverso e ir de vacaciones a sus ciudades; convertir su origen en nuestro destino. Las quejas son, como siempre, por temas de limpieza en el vuelo, idioma de la tripulación (francés e inglés), retrasos y algunos casos, como en Vueling, de equipaje de mano que al final tiene que ser facturado. Así pues, ya tenemos opciones económicas para viajar desde la capital andaluza hasta la ciudad de la luz. La Torre Eiffel es tres veces la Giralda (aunque ni la mitad de antigua), así que vale la pena verla. Y, si París no nos convence, otros destinos como Berlín o Munich también estan a nuestra disposición.

Cada vez es más barato, fácil y cómodo viajar desde Sevilla al resto del mundo. Y esta tendencia, como decíamos al principio, va a más. Sea más cerca o más lejos, un montón de ofertas culturales y de ocio nos esperan. Mochila en el hombro y billete en la mano, ¡a volar!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...