Descubre los grandes tesoros de Pekín

Pekín es una ciudad llena de contrastes respecto a la forma de vida occidental. Además, está lleno de tesoros que cautivarán al turista

Hay ciudades que tienen tanto que ofrecer que no hay que hacer apenas publicidad para que millones de turistas viajen miles de kilómetros para conocer sus tesoros. Si se nombraran al azar una lista de cinco, en casi todos los casos se nombraría Pekín. Una majestuosa urbe con una historia tan antigua como extraordinaria y con unas costumbres tan alejadas como atractivas.

La Muralla China es el mayor icono de Pekín y de toda China

Pasemos a la acción que lugares para visitar hay tantos que necesitaríamos toda una web para hacerle justicia. De momento, con la apertura del régimen político, al menos de cara al turista, es de agradecer porque facilita mucho su visita. En todo viaje a Pekín hay algunos lugares que no puedes perderte, así que no perdamos tiempo.

Hace apenas unos días disfruté del visionado de El último emperador y quedé impresionado con la ciudad prohibida. Poder caminar por este increíble complejo arquitectónico en el que durante 500 años los emperadores chinos gobernaron su extenso terreno es un auténtico lujo. Entre los elementos más característicos están los guardianes del tejado, que están en las esquinas de los tejados y son los encargados de proteger el edificio en caso de incendio; o los leones chinos, que vigilan celosamente la entrada a cada uno de los numeros pabellones.

No menos espectacular es el Palacio de Verano, en el que la familia imperial disfruta de un clima más benigno que la comentada ciudad prohibida. Nada menos que 290 hectáreas y con un bellísimo lago. Se trata de un recorrido entre palacios, templos y delicados jardines, como el jardín de la Virtud y de la Armonía.

Uno de los lugares sagrados más importantes de China es el Templo del Cielo, dónde se realizaban sacrificios para agradecer al cielo la cosecha. Hoy es uno lugar mucho menos traumático y en sus 273 hectáreas es frecuente ver a centenares de personas realizando ejercicios al aire libre como el tai chi. Sin duda, su elemento más destacado es el Templo de las rogativas, un edificio circular de color azul que simboliza el cielo.

Pero si hay que hablar del icono no solo de Pekín sino de toda China es, por supuesto, la Gran Muralla China. Una auténtica locura de construcción de 8.851’8 kilómetros de longitud que recorre el país a través de sus montañas, desiertos y geografía. A pesar de que hay una gran parte de la muralla que en la actualidad está en un estado deplorable, hay grandes tramos en los que sí está lo suficientemente bien como para poder transitar sin problemas.

Fotografía: Titoy’ 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...