Cómo ahorrar en los viajes

Determinar el verdadero costo de los viajes requiere un poco de esfuerzo. Lo que tenemos que pagar por boletos de avión, hoteles y comidas fuera de casa son elementos de un presupuesto que queremos precisar lo más posible, pero eso no siempre es fácil. Los expertos saben que el costo del viaje va en aumento, y que también ofrecen explicaciones y consejos sobre lo que podemos hacer al respecto.

Existen diversas técnicas para conseguir un viaje barato y una de ellas es utilizar los programas de recompensas de los bancos, puntos de hoteles o aerolíneas que ofrecen programas de viajero frecuente que te pueden beneficiar.

Prestar atención a los precios en la oferta es suficiente y no siempre es necesario acudir a un experto para saber que los precios del combustible probablemente también se elevaron.

«Habrá un aumento gradual y luego un salto mucho más grande en abril y mayo, cuando la gente comience a hacer compras para la temporada de viajes de verano», dice Rick Seaney, director ejecutivo del sitio web de viajes FareCompare.com.

Sin embargo, hay maneras de ahorrar en los billetes de avión, tarifas de cruceros, hoteles y mucho más. Un truco, por lo general visto como un negocio riesgoso, es reservar más tarde que antes. Si bien es cierto que cuando reservas con mucha anticipación consigues buenos precios, cuando encuentras esos billetes que han sido dados por «no vendibles» pues faltan horas para que salga el vuelo, las tarifas mejoran sustancialmente.

«Para aquellos de ustedes que son flexibles en su viaje, se puede esperar hasta el último minuto antes de hacer una reserva», dijo Steven Fischer de Travel Holdings, Inc. MarketWatch. «Ahí es cuando las líneas aéreas y cruceros necesitan descargar el inventario, por lo que estar al tanto de ofertas a través de los últimos sitios de reserva de hora como LastMinuteCruises.com y LastMinuteTravel.com».

Con lo hoteles, es similar: Incluso si tienes una reserva desde hace semanas en el hotel, es posible que desees considerar la posibilidad, antes de revelar tu reserva a la recepcionista, pidiendo las habitaciones que tienen disponibles y el precio de ellas. Si muchas habitaciones están disponibles para esa misma noche, es posible que el precio de las mismas sea más bajo que el que has contratado en la reserva. Si es así, menciona a la secretaria que la tasa es más baja y pide que te arreglen la tarifa de tu reserva.

En cuanto a las comidas, si tu hotel no incluye desayuno, trata de evitar las confiterías para esta comida y, en cambio, acude a una panadería para conseguir tus alimentos. Suelen ser más económicos. Por otro lado, si quieres probar la cocina local y quieres probar diversos restaurantes, para ahorrar no hay nada mejor que acudir a ellos por el almuerzo en vez de la cena. Los almuerzos suelen ser más baratos o disponer de promociones muy convenientes.

Fotografía:  Robert Couse-Baker en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...