Castle Combe, el pueblo más bonito de Inglaterra

Desconocido por la gran mayoría de los turistas extranjeros, para los ingleses Castle Combe es el municipio más bello de su país. Pequeño y con tan solo 350 habitantes, su encanto y su tranquilidad conquistan a cualquiera que lo visita.

Los extranjeros que viajan a tierras británicas apenas han oído hablar de él, pero para muchos ingleses es el pueblo más bonito de su país. Y no es de extrañar, pues las calles de Castle Combe han sido capaces de enamorar incluso a cineastas de la talla de Steven Spielberg. Se trata de un pueblo pequeño, que se puede recorrer en un tanquilo paseo de una hora. Tiempo suficiente, sin embargo, para que su encanto y su tranquilidad nos dejen imágenes grabadas para siempre en la memoria.

Castle Combe

Una de las calles de Castle Combe, con sus típicas casas de piedra de la campiña inglesa.

Enmarcado en el condado de Wiltshire, al sur de Inglaterra, Castle Combe cuenta con tan solo 350 habitantes. Los encargados de mantener vivo este pequeño municipio de claros tintes medievales, casas de piedra e inmensos prados de la campiña inglesa en sus alrededores. Unas características que lo convirtieron en un importante punto de encuentro para la compra y venta de lanas en siglos anteriores, y que en los últimos tiempos lo han hecho ser escenario de distintas producciones cinematográficas. Entre ellas destaca el musical Doctor Doolittle (1966) o The War Horse, film más reciente (2011) dirigido por Spielberg. El mítico detective Hércules Poirot también cobró vida entre sus calles, gracias a la serie basada en las novelas de su inventora, la célebre escritora Agatha Christie.

Castle Combe, por lo tanto, no tiene desperdicio. Si nos animamos a visitarlo, nada más entrar toparemos con el museo del pueblo, donde podremos conocer la historia del pueblo desde la era medieval hasta nuestros días. Un poco más hacia adelante se sitúa la iglesia, dedicada a Saint Andrews y cuyas primeras referencias datan de 1291. En uno de sus patios encontraremos también el The War Memorial, un bonito monumento dedicado a los habitantes caídos en la I Guerra Mundial.

castle2

Las calles llenas de flores son otra de las señas de Castle Combe.

Una vez fuera de la iglesia, llegaremos a Market Cross (la cruz del mercado), levantada en el siglo XIV para marcar el lugar donde se ubicaba uno de los más importantes mercados de lana y ovejas de la región, y donde las tres principales calles del pueblo se cruzan. En una de ellas veremos el cartel de The White Hart, un pub con más de cinco siglos de historia a sus espaldas. Y a escasos metros de allí, The Manor House, un hotel en pie desde el siglo XIV.

Precisamente, en cuanto al alojamiento no tendremos muchos problemas si decidimos quedarnos en Castle Combe, al cual llegar desde Londres no nos costará ni un par de horas. Hay más de un hotel y diversas zonas donde acampar, además de la posibilidad de quedarnos a dormir en una típica granja inglesa.

Fotos Karen Roe  y Martin Pettitt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...