Carnavales en Veracruz, los más alegres del mundo

El Carnaval surge como necesidad para establecer un período de excesos (libertinaje controlado por la iglesia) antes de la celebración del Corpus Cristi, en la que se deben guardar 40 días de abstinencia carnal y no cometer pecados. Y no hay lugar como Veracruz que se lo haya tomado más en serio porque es conocido como los más alegres del mundo.

Quema del Mal Humor en Veracruz

Quema del Mal Humor en Veracruz

El pistoletazo de salida lo da la quema del mal humor en la que un actor encarna a un personaje público aborrecido por los ciudadanos es quemado delante de todos. Poco después del medio día se congregan todos los participantes para dar caza a este personaje, que huye atemorizado mientras la muchedumbre lo persigue. El ‘mal humor’ puede esconderse en los lugares menos pensados y corre muy deprisa, pero siempre se lo termina cazando antes del atardecer.

Una vez preso el ‘mal humor’ es llevado al puerto de Veracruz, donde es juzgado delante de todos los ciudadanos y condenado a morir quemado. Durante la quema del ‘mal humor’, el cielo ya oscurecido se tiñe de mil y un colores por el espectáculo pirotécnico. Una vez desaparecido el indeseable la ciudad se proclama como la más alegre del mundo y se dan paso a los festejos del Carnaval. La ciudad toma un aire festivo y relajado.

Los participantes lucen antifaces, gorros, serpentinas y una lluvia de confeti cae sobre todos los que han participado en la quema del mal humor sean jarochos o turistas. Da lo mismo. Las calles son tomadas por bailarines que muestran sus habilidades con las canciones actuales, danzones antillanos o el taconeo sobre una tarmia de los típicos sones y huapangos.

Durante los días siguientes se elige a la Reina del Carnaval, la chica es llevada  bajo un cielo cubierto de serpentinas y confeti hasta el teatro, donde el gobernador de Veracruz la corona. Al día siguiente la soberana corona a su consorte, el Rey de la Alegría (antes, el Rey Feo) un personaje popular de la ciudad que ya fue elegido por los jarochos. También se designan a los ‘princesos y lambiscones’, los otros miembros de la corte vestidos con sus mejores galas.

Realeza, cortesanos y pueblo parten juntos por las calles de la ciudad, todos ataviados con disfraces y mascaras, diferentes a las europeas. Bastoneras, comparsas y bandas de música amenizan la marcha y carrozas engalanadas acompañan la desfilada. Y el sábado, se realiza una fiesta por la noche, con una duración de seis horas, que marca el colofón de las fiestas más alegres del planeta.

Fuente: portal.veracruz.gob.mx
Foto: emilio labrador

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...