6 refugios termales en los que perderse en invierno en Italia

En pleno invierno, las termas se convierten en un atractivo turístico realmente interesante. En este caso, te hablamos de las muchas posibilidades que nos ofrece Italia.

turismo termal

El turismo termal apuesta por conquistar a aquellos que no le temen al frío, pero que al mismo tiempo, agradecen las altas temperaturas en la estación invernal. Y por supuesto, también a todos los que consideran que las propiedades que se le atribuyen a las aguas termales están lejos de ser un mito, sino que son una realidad con la que se puede ganar y mucho en salud. Es por eso que el turismo termal ha tenido un importante auge en Europa, y si en el caso de España hemos visto como centros diversos abren sus puertas para ofrecer programas que se orientan a mayores, a niños, a parejas y a familias; en el continente europeo no se quedan atrás. Hoy queremos hablarte quizás de ese lado menos conocido de Italia, porque hoy descubrimos las escapadas termales italianas más interesantes.

Quizás Italia sea uno de los países más conocidos por sus muchas ciudades turísticas. Casi todos tenemos en la cabeza a esos monumentos que se han convertido en todo un símbolo del país, y en parte también de la civilización romana. Sin embargo, pocas veces pensamos en Italia como un paraíso termal en el que disfrutar del calor y de las propiedades de sus aguas. Así que si pensabas planificar este invierno una escapada a algún destino con termas, o más bien te ibas a dejar caer por Italia y estás descubriendo esta propuesta como interesante, apunta todas las localidades que vienen a continuación, porque en todas ellas podrás darte un baño muy caliente de aguas con enormes beneficios. ¿Quieres saber a dónde tienes que ir para disfrutarlo?

Termas en Italia

Termas de Montecatini

Son unas de las más conocidas, y datan de tiempos romanos. Además, justo de esta zona era el médico que escribió el primer tratado sobre aguas termales. Precisamente por ello han logrado también la fama internacional. La profundidad de 80 metros a la que se encuentran las aguas termales las hace ser ricas en cloruro, solfato y sodio. Además, son puras en cuanto a bacterias. Aunque los beneficios sobre la salud se cuentan a decenas, se recomiendan sobre todo en el tratamiento de enfermedades relacionadas con el sistema digestivo y motor. Desde luego, si eres de los que ama los balnearios famosos, éste es tu sitio en Italia.

Termas de Ischia

En Ischia se encuentra uno de los tratamientos termales más consolidados desde el pasado. Además de las múltiples referencias que hay a ellas en los libros antiguos, pueden presumir de tener hasta 69 grupos de vapor de agua, y hasta otros 29 de agua que nace del subterráneo. Todas ellas son diferentes entre sí y se recomiendan en distintas dolencias y sus tratamientos. Además, se trata de uno de los lugares más interesantes en los que pasar unas vacaciones en Italia con temperaturas en invierno siempre más cálidas que en otras regiones.

Termas de Abano

Para llegar a estas termas italianas hay que ir hasta la provincia de Padova. Es una gran opción si se pretende hacer un viaje al Veneto, región en la que te vas a encontrar con Venecia, y cuyo dialecto te recordará mucho al español. En todo caso, además de ser conocidas desde la antigüedad, su característica es la temperatura a la que sale el agua, que alcanza nada menos que los 87 grados. Entre los minerales en los que son ricas destacan el bromuro y el litio, aunque también las hay con abundancia en cloro y sodio.

Termas de Sirmione

Son quizás una de las más recomendadas para los que aman el turismo natural. Se encuentran situadas muy cerca del conocido Lago di Garda y precisamente por ello son quizás un lugar perfecto para relajarse, al tiempo que disfrutar de uno de los paisajes más interesantes en Italia. Son reconocidas como uno de los centros termales más importantes de Italia. El agua que hasta ellas llega, tiene un recorrido de hasta 20 años, lo que implica que se han enriquecido con importantes elementos minerales que le dan elevadas propiedades curativas.

Termas de Monticello

En este caso hay que ir a la provincia de Lecco y el centro de bienestar en el que se encuentran ofrece servicios de todo tipo, aptos tanto para aquellos a quiénes les han recomendado tratamientos termales como para los que pretenden simplemente pasar unos días de relax.

Termas de Salice

Estar termas italianas se encuentran en la provincia de Pavia, y en este caso los establecimientos termales gozan de aguas consideradas sulfúreas y sulfurosas. Además, también hay en este caso tratamientos con lodos y fangos ricos en esos minerales.

¿Conocías la variedad de termas italianas de las que hemos hablado hoy?

Imagen: Christian Córdova

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...