Castillos y palacios imperdibles en Castilla y León

Hoy damos un repaso a algunos (solo algunos) de los palacios y castillos más destacados de Castilla y León, para el disfrute de quienes tengan la oportunidad de desplazarse a la zona próximamente.

Si algo no falta en Castilla y León son, valga la redundancia, castillos. De hecho, estas construcciones son uno de los elementos característicos de la zona, por lo que se han convertido en atractivo turístico y se encuentran en muchos casos en un buen estado de conservación. Junto a ellos, algunas construcciones de estética palaciega, que convierten el territorio en una convergencia entre lo medieval y lo que parece sacado de un cuento de hadas. Todo ello en un terreno en el que las sierras montañosas dejan paso a los extensos cultivos de trigo y girasoles. Hoy damos un repaso a algunos (solo algunos) de los palacios y castillos más destacados de Castilla y León, para el disfrute de quienes tengan la oportunidad de desplazarse a la zona próximamente.

Alcázar de Segovia

El Alcázar de Segovia: El castillo por excelencia de Castilla y León fue durante siglos la residencia favorita de los Reyes de Castilla. Se alza en un cerro en la confluencia de los ríos Eresma y Clamores, en Segovia capital. Durante su historia ha sido objeto de diversas ampliaciones y reformas, algo que lo ha dotado de planta irregular y de una estética única en España. Se puede acceder a su interior por 4,5o euros.

Castillo de los Templarios: De aspecto épico, la construcción hace honor a su nombre, aunque también se le conoce como Castillo de Ponferrada. También de planta irregular, destacan los torreones y entrantes, que contribuyen a una estética que parece sacada de un juego de dragones y mazmorras. Se encuentra en la localidad que le da nombre, capital de la provincia del Bierzo.

Castillo de la Mota: Es el atractivo turístico más importante de Medina del Campo (Valladolid). Además de poder visitarse su interior, en él se realizan diversas actividades, como seminarios o congresos. Durante los siglos XV y XVI fue uno de los mejores parques de artillería de Europa.

Castillo de Coca: Se considera una de las más hermosas muestras del arte gótico-mudéjar español, y se alza sobre un amplio y profundo foso. Su belleza no se reduce solo al exterior, sino también a los detalles de su interior.

Palacio Episcopal de Astorga

Palacio Episcopal de Astorga: La mano de Gaudí no se quedó sólo en Cataluña, sino que también proyectó dos edificios en el resto del estado. Son El Capricho de Comillas (Cantabria) y este bello palacio, que data de entre 1889 y 1915. Mucho más moderno que los demás que os hemos presentado, conserva el aire medieval en homenaje a su utilidad y entorno.

Castillo de Simancas: Construido en el siglo XV sobre una fortaleza medieval, su función más moderna fue la de Archivo General del Reino. Fue esta precisamente la que le dotó del aspecto actual. Aunque no es de los más grandes ni importantes de la zona, su aspecto difiere de la mayoría, lo cual lo convierte en una visita muy recomendable.

Castillo de Peñafiel: Este castillo de la provincia de Valladolid se alza sobre una loma estrecha y larga que le dota de una singular forma de nave. Mide 210 metros de longitud frente a tan solo 35 metros en su parte más ancha, y su origen se remonta al siglo X. A día de hoy la construcción alberga el Museo Provincial del Vino.

¿Te apetece una ruta plagada de castillos? Pues ya te hemos dado algunas propuestas.

Fotos: Alcázar of Segovia por james.gordon6108 y Gaudi en Astorga por amaianos en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...