Tras los pasos del Cid

El Camino del Cid sigue el recorrido del caballero castellano durante su segundo destierro. Parte desde Vivar del Cid, su localidad natal, y llega hasta Valencia y Orihuela. Recorre ocho provincias, y se puede recorrer a pie, en bici o en coche.

Estatua del Cid en Sevilla.

A finales del siglo XI, Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, fue uno de los caballeros más conocidos de la corte castellana. Desterrado por sus desavenencias con Alfonso VI, pasó a luchar al lado del rey de la Taifa de Zaragoza. Una vez hechas las paces con el monarca español, volvió a Castilla hasta que fue desterrado otra vez. A partir de entonces, continuó la guerra por su cuenta, y llegó a conquistar Valencia, donde murió. Siguiendo su historia narrada en el ‘Cantar del Mío Cid‘, el Camino de Cid recorre sus pasos desde Vivar del Cid, localidad donde se piensa que nació y desde donde partió hacia el destierro, hasta Orihuela, en Alicante.

Desde Vivar del Cid a Orihuela, además de Burgos y Alicante, el Camino del Cid atraviesa Soria, Guadalajara, Zaragoza, Teruel, Castellón y Valencia. A diferencia de otros recorridos parecidos como el Camino de Santiago, el del Cid no tiene un recorrido lineal, sino que alguno de sus tramos tiene un recorrido circular, que se conocen como anillos, por lo que la distancia total varia según como hagamos el recorrido. Además, existen tres ramales que unen diversas poblaciones con el camino principal.

Podemos hacer el recorrido en coche, en bicicleta o a pie. Este último transcurre por senderos, mientras que el ciclista puede realizarse por carretera, sendero o combinándolos. El primer tramo, conocido como ‘El destierro‘ va desde Vivar del Cid hasta Atienza (Guadalajara), y sigue el recorrido del caballero por el reino de Castilla y León.

Entre Atienza y Ateca (Zaragoza) discurre el segundo tramo, ‘Tierras de frontera‘. A su paso por antiguos enclaves musulmanes, el Cid comenzó a combatir contra distintos enemigos. A continuación, el Cid recorrió ‘Las Tres Taifas‘, los reinos musulmanes de Zaragoza, Albarracín y Teruel. Aquí, el recorrido va desde Ateca hasta Cella.

Castillo en ruinas al paso del Camino del Cid por Castillejo de Robledo (Soria).

Cella fue la localidad desde la que el Cid partió para conquistar Valencia. Este camino es el que se sigue en el cuarto tramo, ‘La conquista de Valencia’, que acaba en la ciudad del Turia. El último trozo del Camino del Cid se llama ‘La defensa del sur‘, y recorre las rutas de los castillos defensivos que hay entre Valencia y Orihuela, el lugar más meridional al que llegó la influencia del Cid.

Sin contar los anillos ni los ramales, el recorrido suma 1.321 kilómetros por senderos y 1.389 por carretera. Si nos animamos a realizar este camino o alguno de sus tramos, hay que saber que igual que pasa en el Camino de Santiago, aquí los caminantes disponen del ‘Salvoconducto‘. Se trata de una credencial que además de demostrar por qué lugares hemos pasado, también sirve para conseguir descuentos en el alojamiento.

Fotos: Ana_Rey / ikerpe

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...