Río tinto, uno de los cauces fluviales más enigmaticos de España

Científicos de la NASA estudian la zona realizando investigaciones que, en un futuro, podrían llevarse a cabo en Marte.

rio tinto

Muchos se sorprenderán al saber que en España existe un río completamente rojo, pero más al enterarse de que incluso la NASA se ha interesado por él y que está realizando un estudio para simular la investigación de rastros de vida en Marte.

Pues ambas cosas son ciertas, pero comencemos por el principio. El río Tinto discurre por la provincia de Huelva: nace en la sierra de Padre Caro y termina fundiéndose con el río Odiel tras cerca de 100 kilómetros de recorrido. Su coloración rojiza es debida a que se encuentra cerca de una zona minera, con actividad ininterrumpida de extracción desde, por lo menos, 5.000 años atrás. La oxidación microbiológica de las rocas de pirita y calcopirita -las más usuales del emplazamiento- son las responsables de que el agua termine tiñéndose. Dando lugar a un color nunca visto en el resto de ríos españoles.

Durante mucho tiempo se creyó que el río Tinto estaba contaminado y no tenía utilidad alguna, pero tal y como determinó la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en el 2004, su «pH ´muy ácido y un alto contenido en sales ferruginosas permite la vida de especies que sobreviven a esos parámetros extremos». Pero no sólo eso, en el 2005, la misma junto anunció que «en lo que respecta al paisaje del Sitio Histórico de Riotinto (…), el medio natural transformado adquiere una dimensión de patrimonio cultural objetivado, siendo uno de sus máximos exponentes el río Tinto, como elemento único en el mundo».

Consciente de ello, la NASA lleva años lleva años trabajando en él en el proyecto M.A.R.T.E (en español, Experimento Astrobiológico de Tecnología e Investigación para Marte) con el objetivo de «buscar formas de vida extremófilas en el subsuelo del río Tinto y desarrollar tecnología que algún día podrá ser utilizada en la búsqueda de vida en el subsuelo de Marte». De ese modo, científicos de la NASA y científicos españoles del Centro de Astrobiología están llevando perforaciones de hasta 150 metros de profundidad para buscar microorganismo extremófilos que sospechan que existan en este río. Una técnica que, en caso de que diera sus frutos, se podría llevar a cabo también, en un futuro, en Marte.

Es por todo ello que resulta más que interesante conocer este lugar tan interesante y tan poco promovido. Además, el muelle principal del río es precioso para ver la puesta de sol, que adquiere unos colores extraordinarios.

Foto: JaviSR

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...