Museos micológicos

Barcelona, Zaragoza, Soria, Navarra, Albacete y Granada acogen museos dedicados al mundo de las setas, uno de los alimentos más preciados cuya temporada de recolección tiene lugar principalmente en los meses de otoño.

Los meses de otoño son temporada de setas.

Ya llevamos un mes de otoño, una estación del año que se caracteriza por la caída de las hojas de los árboles, la llegada de las lluvias, el descenso de las temperaturas y porque salen las setas, aunque cada vez menos. Barcelona, Zaragoza, Soria, Navarra, Albacete o Granada son algunas de las provincias donde más fácil es recolectar este preciado alimento si las condiciones meteorológicas han acompañado los meses previos. Por eso, en ellas encontramos alguno de los museos más importantes dedicados a este mundo.

  • Museu d’Art del Bolet (Montmajor, Barcelona). A poco más de 100 kilómetros de Barcelona, reúne una de las mayores colecciones de setas catalogadas hechas en barro y moldeadas a mano. La mayoría de las 200 esculturas se ha hecho a partir de setas encontradas en el bosque.
  • Museo Micológico de Isuerre (Zaragoza). Una de las grandes dudas con las que nos encontramos en el bosque es si la seta que tenemos delante se puede comer o no, un caso donde tomar la decisión incorrecta incluso podría causarnos la muerte. En este museo encontramos información para diferenciar a las comestibles de las no comestibles, además de trucos para recolectarlas, limpiarlas, cosumirlas y conservarlas. Está a unos 90 kilómetros de Huesca y 140 de la capital maña.

  • Centro Micológico de Navaleno (Soria). En esta localidad entre Burgos y Soria hay una exposición permanente sobre las setas típicas de los pinares sorianos, y se realizan numerosas actividades que tienen a las setas como grandes protagonistas. Además, hasta el 4 de noviembre se celebran las XX Jornadas Micológicas, que incluyen una feria, degustaciones de setas o un concurso de fotografía.
  • Museo de la Trufa (Estella, Navarra). Uno de los cocineros más destacados de hoy en día, Koldo Rodero, apadrina este museo dedicado a uno de los comestibles más preciados que existen. Protagoniza el documental ‘Al encuentro de la trufa’, que no deja de ser el recorrido que realizan los visitantes desde su recolección hasta su degustación. Los niños disfrutarán en este museo, que cuenta con una sección de juegos interactivos para ellos.

Muchos puntos de España tienen las condiciones idóneas para ir a por setas.

  • Casa del Níscalo (Molinicos, Albacete). Este es un centro de interpretación del importante papel que tienen las setas para el ser humano y el mantenimiento de los ecosistemas. Está al sur de la provincia, en plena Sierra del Segura; y también ofrece información sobre las setas que hay en la zona y su uso en mundos tan diferentes como la medicina y la salud, su uso agrícola y foresatal o sus ecosistemas.
  • Museo de Micología (Iznalloz, Granada). El turismo rural ha sido uno de los activos que ha contribuido a revitalizar esta zona, situada a tan solo media hora de Granada, con la recuperación de viejas instalaciones y siempre respetando el medio ambiente. Lo que en su día fue una casa forestal alberga ahora este museo con unas 150 setas, destinado al estudio y la investigación.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...