La Fábrica de Solfa, turismo rural en Teruel

En su día fue un molino papelero industrial. Hoy conserva su estructura externa, pero se ha modernizado por dentro para convertirse en todo un hotel con encanto. La Fábrica de Solfa se encuentra a orillas del río Matarraña y a tocar de Els Ports de Beseit, y te brinda la oportunidad de disfrutar del mejor turismo rural.

Al hablar del Monasterio de Rueda ya destacamos las ventajas de alojarse en un edificio que es fiel reflejo de la historia de España. Sobre todo por el hecho de que pertenece a ella, pues fue construido hace siglos y cada una de sus paredes cuenta un episodio de nuestro pasado. En este caso dejamos el medievo para trasladarnos a los inicios más vírgenes de la industrialización, cuando la cercanía de un río era básica para asegurar el futuro de una fábrica. Concretamente, la que nos ocupa es La Fábrica de Solfa, un antiguo molino papelero del s. XVIII que hoy se ha convertido en un confortable hotel a orillas del Matarraña.

Paisaje nevado en Els Ports de Beseit


En un entorno rural precioso, este edificio mantiene su original estructura industrial, algo que costó sudores durante el proyecto de rehabilitación. Actualmente su interior consta de ocho habitaciones, un restaurante y varias zonas comunes de distinto uso, como sala de estar o jardín. El diseño interior es limpio y actual, con el blanco y los espacios diáfanos como protagonistas.

Las habitaciones se concentran en los dos pisos superiores, donde dos hileras de ventanas de medio punto, típicas de la época industrial, ofrecen a los huéspedes maravillosas vistas de la zona. El nombre de cada una de ellas se inspira en el de antiguas fábricas del lugar, y el precio por noche es de 80 euros de lunes a jueves y 90 euros los fines de semana.

La Fábrica de Solfa se encuentra en la localidad de Beceite (Beseit en catalán), en la provincia de Teruel y en la frontera con la de Tarragona. De hecho, ya en Cataluña se extiende el Parque Natural Els Ports de Tortosa- Beseit, un entorno de gran belleza e ideal para la práctica del senderismo o el barranquismo. También para ir en bici, realizar excursiones en todo terreno o disfrutar de visitas culturales. El hotel ofrece soporte a sus huéspedes para la realización de todas estas actividades.

Los amantes de los animales que se dejen caer por Els Ports de Beseit deben saber que allí habita un mamífero autóctono, la cabra hispánica, que es símbolo indiscutible del lugar. También múltiples aves rupestres y rapiñadoras. El pueblo de Beceite, por su parte, garantiza encanto rural a quienes se inclinen por una estancia más relajada. De hecho, La Fábrica de Solfa se alza junto al puente de entrada a la localidad, uno de sus monumentos más emblemáticos.

Según indican en su web, La Fábrica de Solfa «se adhiere a la filosofía del ‘Slow travel‘ o ‘viajar sin prisas’, un turismo inteligente para disfrutar con calma del paisaje, el patrimonio cultural y la gastronomía». Si te gusta la idea, ¿a qué esperas? Date un capricho y reserva habitación.

Foto: RaViCa en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...