Escapadas cerca de Boi Taull

Si este invierno visitas la estación de Boí Taull, en Lleida, no dejes de conocer otros dos lugares de interés en la zona que constituirán buenas escapadas: el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de San Maurici y el conjunto de iglesias románicas.

Una de las opciones de nieve en los Pirineos catalanes es la estación de Boi Taull Resort, ubicada en pleno valle de Boí, en Lleida, una región poco poblada y tranquila que asegurará unos días a todo esquí y actividad invernal con la familia. El entorno es privilegiado y su atractivo va más allá de la estación en sí, con varias pistas y una infraestructura y servicios de calidad.

Con las cotas más altas del Pirineo (2.751 metros la máxima, y 2.020 metros, la mínima) y una situación privilegiada, esta estación se ubica entre las más buscadas: tú también descubre el esquí en Boi Taull, te encantará, y disfruta de unos días para no olvidar.

Pero más allá de la estación en sí, los alrededores de la estación y el pueblo que le da nombre cuenta con otros lugares que se podrán conocer: uno de ellos es el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, el único parque nacional que hay en Cataluña y un enclave de verdadera belleza en el mismo corazón de los Pirineos.

Junto con los parques de Ordesa y Monte Perdido, y el de los Pirineos Franceses, este parque es una buena muestra de los principales ecosistemas de montaña en la región. Una de las mejores excursiones para comenzar a descubrir su encanto es el Camino de los Enamorados, para seguir con la Roca de la Quemada y el Estaño Llong.

En este bonito parque se podrán observar fenómenos glaciales como los valles en “U” y los estaños naturales, o bien admirar la belleza de los prados alpinos y de zonas bajas cubiertas por pinares y bosques de abetos.

Pero además, el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici ofrece durante todo el año una serie de actividades que van desde itinerarios y jornadas, hasta salidas con raquetas de nieve y charlas, entre otras.

Otra escapada para hacer en el Valle de Boí es al conjunto románico conformado por las iglesias de Sant Climent y Santa Maria de Taüll, Sant Joan de Boí, Santa Eulàlia d’Erill la Vall y San Feliu de Barruera, entre otras construcciones de valor patrimonial e histórico que están en buen estado de conservación.

Una de sus particularidades más destacadas es la uniformidad del estilo arquitectónico, propio del norte de Italia, el románico lombardo, que se caracterizaba por la funcionalidad de las construcciones y el trabajo cuidado de la piedra. Estas iglesias son originales de los siglos XI y XII.

Foto: Javier Sanchez Portero

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...