Sidi Bou Said: en busca de la inspiración

Recorrer las calles de esta ciudad significa, no solo trasladarnos en el tiempo en busca de las huellas de diferentes artistas reconocidos, sino poder encontrar el relax y la inspiración que tanto necesitamos. Sin duda alguna, la mejor manera de concluir unas buena vacaciones.

Calles de Sidi Bou Said

Si hay un lugar en Túnez que fascina al visitante, ése es Sidi Bou Said. Situada a unos 20 kilómetros de la capital, Sidi Bou Said es famosa por sus casas pintadas de blanco y azul y por sus espectaculares vistas. Al estar emplazada sobre una colina, la ciudad ofrece unas vistas del Mediterráneo incomparables.

Ciudad de artistas

La belleza de la ciudad siempre ha atraído a artesanos y pintores, que han dado a Sidi Bou Said un ambiente bohemio, relajado y tolerante. Pintores tan reconocidos como Paul Klee, Louis Moillet o August Macke han pasado largas temporadas en la ciudad. Además, es el centro de la conocida como «Escuela de Túnez», un movimiento artístico que comenzó en los años 50 y que renovó la pintura tunecina. En las numerosas tiendas y galerías de arte de Sidi Bou Said se pueden contemplar muestras de esta escuela. Ammar Farhat y Yahia Turki son algunos de sus pintores más reconocidos.

Qué ver en Sidi Bou Said

Habib Thameur es la calle más comercial y turística de la ciudad, siempre atestada de gente y de tiendas donde, por supuesto, será necesario regatear. La mezquita de Abu Said el-Beji es de visita obligada, pues se trata del centro de peregrinación para los musulmanes del país.

Para los más bohemios, les recomendamos el Café des Nattes, que fue antigua sede de tertulias literarias a las que acudían escritores de renombre como Oscar Wilde o Jean Paul Sartre. En la actualidad, sus tés siguen siendo deliciosos.

Para redondear nuestra visita cultural, la casa museo de Dar el Annabi ofrece al visitante tanto exposiciones de arte como salas en las que se reproduce la vida cotidiana del Túnez tradicional.

Relajarse en Sidi Bou Said

Además de visitar los principales puntos de interés de la ciudad, lo mejor que se puede hacer para relajarnos en nuestras vacaciones es desviarnos de las calles principales para disfrutar de Sidi Bou Said como merece: con tranquilidad. Lo mejor de la población es perderse por sus empinadas calles, pasar la tarde tomando un té o charlando con sus hospitalarios ciudadanos.

Por eso lo más recomendable para el viajero es reservar los últimos días de su viaje para conocer Sidi Bou Said. ¿Qué mejor, después de haber recorrido el desierto y las atracciones de la capital, que descansar en la ciudad que ha servido de inspiración para tantos artistas?

Más información / Turismo de Túnez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...