La ruta del té

El té es mucho más que la bebida típica de Túnez: se trata de una tradición que se encuentra íntimamente ligada a su modo de vida y de entender la hospitalidad. Piérdete en los cafés de cualquier medina del país, socializa con un buen té verde entre las manos y siéntete acogida por los aromas de este brebaje milenario. Disfrutarás el doble de tu viaje.

te verde

El té es la bebida más popular en todo el norte de África. Digestiva, sabrosa y parte del ritual hospitalario en toda casa de tradición musulmana, por lo que si viajamos a Túnez toca probar sus deliciosos tés. Si sois de los muy cafeteros, no os preocupéis, porque el café también es una de las debilidades de los tunecinos.

Té a la menta

El más tradicional. Se trata del té que se suele servir al invitado a modo de bienvenida. Su preparación es todo un ritual, casi hipnótico. De hecho, la forma de prepararlo puede variar de una región a otra de Túnez. Una vez listo se sirve en los clásicos vasos de cristal pequeños y lujosamente decorados.

Este tipo de té tiene un aroma inconfundible, se suele acompañar de mucho azúcar y jamás de leche. La tradición manda que se deben tomar tres vasos de té en cada hogar que visitemos, negarse a beberlo es una ofensa para el anfitrión que te lo ha preparado. Una vez que lo pruebes comprobarás que está delicioso y que, además, tiene unas propiedades digestivas fabulosas.

Té con piñones

Este tipo de té es el más típico de Túnez. Consiste en té verde con hierbabuena o menta. En la base del vaso se ponen los piñones sobre los que se sirve el té, de modo que estos frutos secos se impregnan de todo su sabor. ¡Delicioso!

elaboracion te

Los cafés de Túnez

Los tés tunecinos pueden degustarse en casi cualquier situación. Los tenderos de los zocos invitan a sus clientes y es habitual tomar té mientras se conversa y, por supuesto, se regatea. Pero otra situación en la que probar los tés de Túnez es en alguno de sus cafés.

El más mítico de todo el país es el Café des Nattes en Sidi Bou Said. Decorado con bellas alfombras realizadas artesanalmente en el país, este emplazamiento fue lugar de reunión y coloquio de artistas e intelectuales como Sartre, Wilde o Paul Klee.

En la capital, el café Chaeochin ofrece una gran variedad de tés y cafés. En la zona nueva de Túnez se encuentran el Café París y el Café Panorama. Elegantes y sofisticados, son el punto de encuentro de la sociedad tunecina.

Más información / Turismo de Túnez

Fotos / JavaSquid y Liv Unni Sødem

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...