Dar el Jeld, restaurante emblemático

Los platos tunecinos son variados, sabrosos y muy especiales. Durante tu viaje al país tendrás la opción de probar todo tipo de manjares gracias a la gran variedad de restaurantes que encontrarás. En esta ocasión te hablamos de uno de los locales más típicos de la capital, situado en plena Medina.

dar el jeld

Una de las cosas que más sorprende y agrada al viajero que conoce Túnez por primera vez es su variedad gastronómica. Los restaurantes y cafés de todo el país ofrecen la famosa pastelería árabe y platos típicos del norte de África como el cous-cous. Pero la oferta gastronómica es mucho mayor, y si se desea disfrutar de esos platos en un entorno lujoso y agradable, el restaurante Dar el Jeld, situado en la capital, ofrece platos tradicionales en un entorno tradicional y elegante.

La historia del restaurante Dar el Jeld

En pleno centro de Túnez, precisamente en la Medina, se encuentra el restaurante Dar el Jeld. Hereda su nombre del barrio que lo alberga, cuna de la «rachidia», música típica tunecina. Por fuera, el restaurante parece una casa más del área, pero una vez dentro se puede observar el trabajo de restauración que han realizado sus dueños. Han remodelado un edificio del siglo XVIII para convertirlo en un moderno restaurante con un ambiente típicamente árabe. Un amplio patio central decorado con azulejos y columnas hará las delicias del visitante, que podrá comer en una de las varias salas que rodean este patio, algunas de ellas dedicadas a organizar banquetes.

Un lugar idílico, perfecto para disfrutar de una tradicional comida tunecina.

Los platos típicos tunecinos

La cocina de Túnez es sabrosa y especiada, y mucho más variada de lo que pensamos. Aún así, el cous-cous no puede faltar en la mesa de cualquier restaurante. En Dar el Jeld ofrecen siete variedades diferentes: con cordero, con frutos secos, con pescado… Otra de las especialidades del restaurante es el cordero, tanto en forma de paletilla rellena como en forma de pierna asada o de estofado.

El pescado también tiene su sitio en el menú con platos como la lubina rellena en hojaldre o las gambas rebozadas que se ofrecen como aperitivo. Pero el plato de pescado protagonista en Darl el Jeld es el kabkabou, receta tunecina de mero con tomates, pimientos y aceitunas.

Siempre conviene dejar un hueco en el estómago para el postre. La pastelería árabe, a base de miel, canela, pistachos y dátiles, es sencillamente deliciosa. Acompáñala de un buen vino tunecino, o de un té con piñones. ¡Y que aproveche!

Más información / Turismo de Túnez

Foto / Tab59

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...