La vuelta el mundo a bordo de un crucero

El Queen Mary 2 ofrece cada año una vuelta al mundo de tres meses. El recorrido pasa por los principales puertos de Europa, África, Asia y Oceanía y regresa al mismo punto de partida: el puerto de Southampton, en Inglaterra.

Cruceros por el Mediterráneo, por el Caribe, por los fiordos noruegos… Son las opciones que nos vienen a la mente cuando pensamos en embarcarnos. Sin embargo, el Queen Mary 2 ofrece desde hace algunos años una oportunidad única. Se trata de dar la vuelta al mundo a bordo de uno de los barcos más lujosos del planeta.

La ruta que nos propone este crucero, gestionado por la naviera británica Cunard, dura tres meses y se realiza una vez al año. La de este 2013 partió a principios de enero, pero aún estamos a tiempo para reservar plaza en la del 2014. Tomen nota. Partirá el 10 de enero del puerto de Southampton (Inglaterra), y regresará al mismo punto el día 9 de mayo.

El itinerario de esta vuelta al mundo deja a un lado el continente americano. Pero por lo demás no hay litoral terrestre que se le resista. Pasará por Lisboa, Tenerife, Ciudad del Cabo, Islas Mauricio, Melbourne, Bali, Singapur, Shanghai, Hong Kong, Bangkok,  Colombo (Sri Lanka), Dubai, el Canal de Suez o Roma, entre muchísimos otros destinos. Una oportunidad única para obtener una visión global de los contrastes de nuestro planeta.

Los precios para un viaje de esta envergadura, como cabía esperar, no son una ganga. Parten de los 22.000 dólares por cabeza. Sin embargo, la naviera ofrece otras opciones de vuelta al mundo para bolsillos menos holgados. El recorrido es menos duradero y extenso, pero toca puertos de diversos puntos del globo. Podéis encontrarlos en la página web de Cunard.

Por lo demás, el crucero es como cualquier otro de la compañía. El precio incluye el alojamiento y las comidas dentro del barco, siempre y cuando se realicen en los establecimientos indicados para ello. Cualquier consumo fuera de lo incluido se tendrá que pagar a parte. El importe tampoco incluye los traslados desde y hasta el puerto de partida, las tasas de embarque, los seguros, los gastos de gestión, ni las excursiones que los viajeros quieran realizar en cada parada.

Además de disfrutar de un viaje único, quienes suban a bordo del Queen Mary podrán disfrutar de todas las características del barco. Entre otros servicios, cuenta con cinco piscinas, teatro, sala de baile, casino, club nocturno, un museo sobre la historia marítima o una colección de arte valorada en cinco millones de dólares. Comodidades y entretenimiento de sobras para viajar por todo el mundo con la sensación de estar como en casa.

¿Qué os parece la idea? ¿Os embarcaríais en una aventura como esta?

Foto: jemasmith.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...