El tren más rápido del mundo ya está en marcha en China

China estrena el que se ha convertido de manera oficial en el tren más rápido del mundo, el Maglev, el cual funciona con un sistema de levitación magnética.

China ha estrenado el tren más rápido del mundo. Conocido como Maglev (por “magnetic levitation”), es un nuevo vehículo de transporte que está preparado para alcanzar una velocidad de 600 kilómetros por hora. Su debut se ha producido en la zona de Qingdao y la producción del tren ha sido responsabilidad de China Railway Rolling Stock Corporation.

La tecnología que han utilizado, el sistema de levitación magnética, consigue que el tren se beneficie de un sistema muy avanzado de movimiento. Gracias a este, el tren se desliza sobre las vías de una manera armoniosa que da la sensación de ver el vehículo flotando mientras se mueve a gran velocidad. En este proceso se utiliza fuerza electromagnética con la cual se asegura gran velocidad, estabilidad y seguridad.

Lo importante del tren no solo se encuentra en el alto nivel de velocidad del que hace gala, sino que tiene otras dos ventajas a tener en cuenta: la contaminación acústica que genera es mínima, muy inferior a la de cualquier otro tipo de tren, y su nivel de mantenimiento es realmente reducido. Todo ello ayudará a que la presencia de este tren en China se comience a convertir en uno de los recursos que ayude al país a adoptar un sistema de transporte más avanzado.

El objetivo que tiene China con la creación de este nuevo sistema de transporte es conseguir que las principales ciudades del país estén unidades con un tren que pueda recorrerlas en menos tiempo. Eso permitiría descongestionar otras vías de transporte, generar más oportunidades de empleo y profesionales para las empresas, así como reducir la contaminación.

Lo que más preocupaba a China es conseguir una alternativa a los desplazamientos en avión que se han convertido en la norma y que suponen un gran nivel de contaminación. Pero el gobierno sabe que, por diferencia de velocidad, los aviones siempre han sido los reyes. Hay que tener en cuenta que el tren más rápido de China (sin contar el Maglev), alcanza una velocidad de 350 kph, mientras que los aviones llegan a una velocidad de entre 800 y 900 kph. Lo que consigue el Maglev es convertirse en una opción media, puesto que su nivel de velocidad máximo es de 430 kph.

Eso sí, la instalación de vías magnéticas para el Maglev todavía tardará. El recorrido del que dispone en la actualidad es de solo 30 kilómetros, distancia que se recorre en 7 minutos y medio. En el futuro, en el momento en el que se confirme el éxito de este primer Maglev, este tipo de tren se llevará a otras zonas del país.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...